Astronomía para chicos y no tan chicos

Astronomía para chicos y no tan chicos

Aprender a contemplar el cielo. Entretenidas guías de observación


$ 295,00

Este libro está dirigido a chicos, adolescentes y adultos interesados en conocer acerca de la observación a simple vista del cielo nocturno. Para ello se desarrollan los conocimientos básicos de astronomía necesarios para una adecuada comprensión de los movimientos de las estrellas en el cielo en un lenguaje sencillo y claro. A su vez, se brindan los conocimientos necesarios para reconocer las estrellas y constelaciones más destacadas que pueden ser observadas en las distintas épocas del año desde cualquier lugar de nuestro planeta. Con este fin, se presentan mapas del cielo, explicaciones sobre cada constelación y actividades de observación, las cuales pueden llevarse a cabo dentro o fuera del contexto escolar. De esta forma, se espera lograr que cada vez más gente se acostumbre a levantar la cabeza y dirigir sus ojos al cielo para disfrutarlo, conocerlo, explorarlo y, así, tomar conciencia del lugar diminuto que ocupamos en este inmenso universo que habitamos.

«Para escribir este libro he pensado en los chicos, seres inquietos con ganas de preguntar y saber absolutamente todo, pero también he pensado en los grandes. He pensado en la gente que habita las ciudades, con sus escasas posibilidades de ver estrellas, pero también en la gente de zonas rurales... En síntesis, este libro está dirigido a todas aquellas personas que, como yo, un día cualquiera, miraron el cielo y descubrieron un mundo nuevo, del que casi no sabían nada, y quisieron saber más sobre qué son esos puntitos luminosos que allí se ven.»
D.G.

Prólogo para los más grandes

Introducción

Parte 1. El movimiento de las estrellas
¿Qué cosas vemos en el cielo?
La actividad de observar el cielo
Qué se necesita para empezar a ser astrónomo
El cielo cambia… pero no tanto
El movimiento del cielo
¿Cómo puede ser que en el cielo existan puntos que no se mueven?
El movimiento aparente del cielo y sus consecuencias
¿Cómo podemos ubicar el polo celeste?
El brillo de las estrellas
Y ahora sí… ¡Empecemos a conocer constelaciones!
¿Podemos encontrar planetas al observar el cielo?
El final del principio

Parte 2. Constelaciones para ver todo el año
¿Hacia dónde observaremos?
Las constelaciones que nunca se ponen
Los nombres de estrellas y constelaciones
¿Cómo utilizar las guías de observación del cielo?
En síntesis
Guía de observación para el hemisferio sur
Planilla de observación
Mapas del cielo
Descripción de las constelaciones a observar
Cruz del Sur
Carina
Centauro
Triángulo Austral
Vela
Guía de observación para el hemisferio norte
Planilla de observación
Mapas del cielo
Descripción de las constelaciones a observar
Osa Mayor
Osa Menor
Casiopea
Cefeo
Draco
El final de un primer recorrido

Parte 3. Constelaciones para una época del año
La parte del cielo que nos faltaba
¿Por qué hay constelaciones que sólo se ven en una época?
Cómo darse cuenta de los movimientos del Sol en el cielo
¿El cielo puede estar al revés?
¿Cómo utilizar las guías de observación del cielo? (un repaso)
Guía de observación de noviembre a abril
Planilla de observación
Mapas del cielo
Descripción de las constelaciones a observar
Orión
Can Mayor
Tauro
Can Menor
Géminis
Leo
Guía de observación de mayo a octubre
Planilla de observación
Mapas del cielo
Descripción de las constelaciones a observar
Escorpio
Sagitario
Ofiuco
Águila
Virgo
Boyero
Lira
El final que recién comienza…

Anexos
Las constelaciones
Glosario
Recursos para aprender más sobre la observación del cielo
Sitios web
Software de Astronomía

Diego Galperin

Profesor de Enseñanza Media y Superior en Física, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad de Buenos Aires. Es Profesor en escuelas secundarias y en el Instituto de Formación Docente de El Bolsón, Río Negro. Dirige proyectos educativos para niños, adolescentes y adultos relacionados con la observación a simple vista del cielo. Organiza actividades de divulgación y enseñanza de la Astronomía en las escuelas y actividades abiertas a la comunidad. Publicó libros de Astronomía para niños, artículos y materiales didácticos para docentes. En la actualidad coordina el Grupo Astronómico Osiris, un proyecto dirigido a alumnos y docentes de secundaria y el sitio www.astronomiabolson.com.ar.

Ver más

Quiero comenzar contándote una historia relacionada con la primera vez que recuerdo que me detuve a observar el cielo nocturno. Tenía 15 años y me encontraba acampando. De repente, por esas cosas del destino, se me ocurrió salir del bosque y dirigirme hacia un lugar sin árboles para contemplar el cielo. Las estrellas cubrían el firmamento de par en par y tuve un sentimiento extraño, parecido al miedo, que me hizo retroceder y volver hacia el bosque. Unos instantes más tarde tomé coraje, avancé hacia el descampado y comencé a disfrutar de la observación de cada una de esas hermosas estrellas que parecían pintadas en el cielo. Allí nació mi pasión por la astronomía: a partir de conocer un mundo nuevo que se me había negado por haber vivido siempre en una gran ciudad repleta de luces.1 Con el tiempo descubrí lo que sentí en ese momento: el brusco sacudón de haberme dado cuenta de la inmensidad de nuestro universo y, en consecuencia, de nuestra relativa pequeñez. Este libro está dirigido, entonces, a todas aquellas personas que, como yo, o como vos, un día cualquiera miraron el cielo y descubrieron una parte del universo de la que casi no conocían nada, y desearon saber más sobre qué son esos puntitos luminosos que allí se ven.

Para escribir este libro he pensado en los chicos, seres inquietos con ganas de preguntar y saber absolutamente todo, pero también he pensado en los grandes. He pensado en la gente que habita las ciudades, con sus escasas posibilidades de ver estrellas, pero también en la gente de zonas rurales. He pensado en las personas que hacen cosas rutinarias y también en quienes se dedican a crear cosas nuevas; en la gente inquieta y también en aquellos que son más tranquilos; en aquellos a los que les encanta la naturaleza y en quienes todavía no le han encontrado el gustito a aprender de ella. En síntesis, he pensado en un lector que no necesite saber casi nada acerca del cielo, pero que posea curiosidad, interés, espíritu reflexivo y mucho entusiasmo para pensar acerca de los fenómenos naturales.

Voy a compartir con vos algunas cosas que me parecen sumamente importantes con respecto al conocimiento del cielo para que entiendas mejor la empresa en la que nos estamos embarcando y lo que ella significa.

Para conocer el cielo no necesitas saber demasiado de antemano, sólo precisas algo de paciencia y mucho de constancia para observar y comparar durante un tiempo prolongado: minutos… horas… días… meses…

La observación de los objetos que se encuentran en el cielo no es sólo una actividad nocturna. Durante el día puedes observar los movimientos del Sol y, a veces, de la Luna. Sin embargo, en este libro nos concentraremos, sobre todo, en el cielo nocturno, ya que es algo de lo que prácticamente conocemos poco y nada.

El conocimiento del cielo, como de muchas otras cosas, no es algo que se termine en algún momento. A medida que vayas aprendiendo, cada día querrás saber más y, entonces, deberás recurrir a otros libros más complejos. Por eso, este libro intenta ser una primera aproximación al conocimiento del cielo nocturno, para que puedas reconocer estrellas, planetas y constelaciones, y para que observes cómo son sus movimientos en el cielo. Pero, por sobre todo, este libro es sólo un medio para que comiences a admirar la belleza de contemplar un espectáculo increíble: una noche estrellada.

Deseo contarte también que en este libro aparecerán algunas palabras nuevas, específicas de la astronomía, que puede ser que desconozcas. No te asustes, ya que están siempre acompañadas de la explicación de su significado. Además, al final del libro tienes un glosario que puedes consultar si quieres obtener mayor información acerca de ellas.

Este libro es el resultado de mi experiencia personal como organizador de muchas actividades de observación del cielo con chicos de diferentes edades. El enorme interés despertado en ellos ha sido, justamente, el que me motivó a transmitir estos conocimientos a otros chicos de otros lugares. Espero que la lectura de este libro te permita descubrir cosas nuevas que despierten tu curiosidad y que hagan que tengas vivencias inolvidables que marquen por siempre tu vida.

Nota
A este fenómeno por el cual las luces de las ciudades nos impiden ver las estrellas se lo conoce actualmente como “contaminación lumínica”. En varios países ha provocado que comiencen a regir leyes que restringen y regulan el uso del alumbrado público, el cual debe siempre apuntar hacia abajo con el fin de no iluminar el cielo.
Prólogo para los más grandes
No puedo comenzar a escribir este libro sin recordar sus primeros esbozos, realizados hace ya varios años. En ese momento, la idea de escribir un texto de astronomía que revalorizara la observación del cielo, y que se encontrara directamente dirigido a los niños parecía algo fuera de lo común y con muy escasa relación con lo que se enseña en las escuelas.

Afortunadamente, en los últimos años ha habido cambios en este sentido y han comenzado a aparecer materiales didácticos que ponen el énfasis en la importancia de relacionar los conocimientos escolares de astronomía con lo que puede observarse a simple vista en el cielo todos los días. De esta manera, los planetas dejan de ser cuerpos lejanos y totalmente abstractos para convertirse en astros que podemos distinguir y a los que podemos reconocer. Asimismo, las estrellas se convierten en objetos familiares, que podemos identificar y que nos permiten ubicarnos temporal y geográficamente. De hecho, este fue el modo en que se relacionó la humanidad con la bóveda celeste durante miles de años, antes de que perdiéramos la hermosa y útil costumbre de levantar nuestros ojos al cielo.

Por otro lado, la conformación en el año 2005 del Grupo Astronómico Osiris ha sido otro punto de inflexión para la realización de este tipo de actividades observacionales en las escuelas. Este grupo, que integramos docentes y alumnos de nivel medio y primario de la localidad de El Bolsón, se reúne en horario extraescolar a aprender astronomía y a desarrollar y organizar propuestas relacionadas con la observación del cielo dirigidas a las escuelas y a la comunidad en general. Dentro de este proyecto, que forma parte de las actividades de extensión del Instituto de Formación Docente Continua de El Bolsón y de la Universidad Nacional de Río Negro, se han desarrollado gran cantidad de propuestas de las que participaron miles de chicos, jóvenes y adultos de la zona y de otras localidades de nuestro país. Todas las acciones realizadas y los recursos didácticos desarrollados pueden consultarse y descargarse desde la página web del proyecto: www.astronomiabolson.com.ar.

Este libro es fruto de mi experiencia personal, acumulada a lo largo de los últimos años en la realización de innumerables propuestas de enseñanza y divulgación de la astronomía para niños y jóvenes, tanto dentro de las escuelas como fuera de ellas. Espero que pueda servir para que tanto grandes como chicos puedan comenzar a descubrir de qué se trata todo ese gran mundo que sucede arriba de nuestras cabezas y al que rara vez le prestamos atención. A su vez, deseo que sea de utilidad para estimular a más docentes a desarrollar contenidos de astronomía observacional en las aulas, ya que nuestra experiencia nos indica que es una práctica muy motivadora para los alumnos de casi todas las edades.

Por último, deseo aclarar que, pese a que el estilo de redacción del libro está dirigido a un público infantil y juvenil, es posible que algunas secciones del mismo posean cierta complejidad. Es por eso que sugiero la lectura de la primer parte del libro en conjunto con un adulto, de forma tal de poder mediar entre la información presente en el texto y el chico. Igualmente, esas partes más complejas no son en modo alguno centrales, por lo que, en caso de dificultad, recomiendo saltearlas y continuar con la lectura del siguiente título.
Les deseo muy buenos cielos y que disfruten de hermosas noches estrelladas.

También le puede interesar

Senderos didácticos con TIC


de Angelis, Rodrigues
$ 295,00

Alfabetización inicial


Borzone, Goldberg y otros
$ 225,00

Ciencias Naturales. Líneas de acción didáctica


Insaurralde, Galperin y otros
$ 330,00

Consultas

Agenda


    Feria Itinerante del Libro de Córdoba, San Luis y San Juan
   SEP - OCTUBRE - Córdoba, San Luis y San Juan

Feria Itinerante del Libro de Córdoba, San Luis y San Juan