Juegos y técnicas de animación grupal

Juegos y técnicas de animación grupal

Herramientas teóricas y prácticas


$ 340,00

¿Por qué y para qué jugar? El juego es lo más natural del ser humano y, sin embargo, para quienes trabajan con grupos, resulta un tema complejo.
Entre técnicas de animación y juegos, este libro ofrece una enriquecida serie de herramientas teóricas y prácticas, útiles tanto para quienes se incorporan a la experiencia lúdica como para aquellos que, teniéndola, deciden renovar su repertorio.
En el plano teórico, con un lenguaje ameno pero profundo, se abordan y explican las diferencias entre el juego, los juegos y el jugar como práctica subjetivante; además, se reflexiona conceptualmente acerca de la animación de grupos y las técnicas grupales.
En cuanto a las herramientas de carácter práctico, el libro propone una interesante batería de juegos con variantes para distintas ocasiones y diversas edades, con canciones, juegos musicales y bailes participativos. Se incluye también un anexo que describe los materiales #básicos con los que deben contar quienes, aventurándose a la animación de grupos con juegos, dudan acerca del modo de empezar.
Cada una de estas herramientas lleva el sello de Mónica Kac, que un día, hace 30 años, se encontró con un grupo de niños y aún no ha parado de jugar.

Prólogo.
Palabras que abren juego

Parte 1.
Herramientas teóricas para la animación de grupos


Capítulo 1.
¿Por qué y para qué jugar?

Capítulo 2.
¿Qué es la animación de grupos?

Capítulo 3.
El juego y los juegos

Capítulo 4.
Las técnicas grupales

PARTE 2.
Herramientas prácticas para la animación de grupos


Capítulo 5.
Batería de juegos

Capítulo 6.
Batería de técnicas lúdicas para la animación grupal

Capítulo 7.
Canciones, juegos musicales y bailes participativos

Anexo.
Caja de materiales básicos para la animación de grupos

Final de juego

Bibliografía y Links

Mónica Kac

Profesora en Ciencias de la Educación. Directora pedagógica del centro de capacitación, recreación y animación de grupos Red Lúdica. Profesora de Educación Preescolar.
Profesora en el seminario de Tiempo Libre de la licenciatura de Educación Física de la Universidad Nacional de Rosario. Profesora en los trayectos de la práctica en institutos de formación docente de Educación Inicial de la ciudad de Rosario. Asesora pedagógica en instituciones de jardín maternal de la ciudad de Rosario.
Ha publicado numerosos artículos en relación con la temática del juego, la enseñanza y el aprendizaje.

Ver más

Soy consciente de que escribir un libro a modo de fichero de juegos y técnicas grupales constituye un aporte incompleto para la formación de un animador de grupos, pero también sé que es un trabajo realmente necesario.
La formación es un proceso complejo mediante el cual un sujeto “se va dando forma de”. En los equipos de trabajo en los que participé (como integrante o como coordinadora), muchas veces nos hemos preguntado por dónde empezamos nosotros mismos a formarnos como animadores; la respuesta ha sido prácticamente unánime: “Por los juegos que jugamos y hemos enseñado a jugar”.
Las distintas vivencias y experiencias que transitamos nos forman. Tejemos una red que, a modo de entramado de sentido, nos va conteniendo en nuestra existencia. En lo personal, creo que empecé a trenzarla con el “juego del caballito” que, de pequeña, siempre me proponía mi bobe Esther: ella cruzaba sus piernas, yo me sentaba sobre la que quedaba sin apoyo y, al compás del “ico, ico, caballito”, percibía su alegría al verme disfrutar del juego. Al mismo tiempo, a mí me hacía feliz verla alegre a ella.
Han pasado más de 45 años de esa vivencia que, con distintos juegos, se repitió muchas veces a lo largo de mi infancia. Aquella sensación de alegría transmitida por mi bobe, como una marca de relación y composición con uno mismo y con los otros, se inscribió en mi cuerpo como motor de vida.
Hace quince años fundé el Grupo Jugar, el primero de animación de la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, que es donde actualmente resido. Durante algo más de un decenio nos dedicamos no sólo a animar toda clase de encuentros con niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores, sino que también creamos la primera escuela de animación de grupos que aún sostenemos desde la Red lúdica/Rosario.
Hoy, dedicada como estoy a sistematizar mi trabajo de más de tres décadas, entiendo y sostengo que no hay situación grupal que no esté atravesada por el juego como entramado de afectos que circulan, se anudan y permiten que uno se componga con el otro.
¿A qué llamo “el juego”? A aquello que representa lo que se pone en movimiento; al ser, estar, pensar y hacer con uno mismo y/o con los otros. Y a esta consideración acerca del juego la diferencio de aquélla que habla de “los juegos” (y del juego como singular de ese plural). Un juego es un conjunto de reglas y procedimientos que, en un tiempo y espacio ficcional, le otorgan al jugador una posible línea de actuación dentro del territorio lúdico.
Si “un juego” está bien propuesto e invita al sujeto a jugar, si el animador puede sostener y andamiar ese juego para que “no caiga”, entonces los sujetos-jugadores viven el juego como un espacio-tiempo seguro en el que “nada malo puede pasarles”. Es por esta razón que, para lograr que un conjunto de personas se conforme como grupo (objetivo primordial de toda animación de grupos), suelen utilizarse técnicas grupales, juegos, canciones y/o bailes participativos que representan acciones o procedimientos tendientes a favorecer distintas interrelaciones e interactuaciones entre los asistentes. Estas herramientas facilitan que los miembros de un grupo se “pongan en juego”; que se expresen ante los demás tal cual son, hacen y piensan. Pero los juegos solos se caen; es necesario entender a los grupos, saber acerca de ellos y comprender también el porqué y el para qué de los juegos y las técnicas grupales.
En esta obra transcribo la mayor parte de los juegos, técnicas grupales, canciones, juegos musicales y bailes participativos que experimenté desde niña y que luego, en mi trabajo, yo misma he implementado para animar a los distintos conjuntos de personas a conformarse como grupo.
El libro se organiza en dos partes y un anexo. La primera ofrece las herramientas teóricas para la animación de grupos, que son las que impiden que se caiga en la banalización de los elementos si se los emplea sin fundamento teórico. La segunda parte brinda herramientas prácticas.
Finalmente, incluyo un listado de materiales concretos que pueden llegar a conformar una “caja básica” para la animación de grupos.
Este trabajo pretende ser un aporte a la formación de quienes se inician en la animación de grupos, para que jueguen, canten y bailen. Así empecé yo, así empezamos todos.

M. K.

Nota
1. La Red lúdica / Rosario es un centro de capacitación y formación de animadores de grupos y docentes. http://www.redludicarosarioblogspot.com

También le puede interesar

Abordaje de las Ciencias Sociales puesto en juego, El


Kac, Brugnoni y Gaitán
$ 295,00

Revista Novedades Educativas 307 - Julio 2016


Suárez, Kac y otros
$ 85,00

Revista Novedades Educativas 249 - Septiembre 11


Pellegrino, Chiappero y otros
$ 85,00

Efemérides e historia


Kac, Brugnoni y otros
$ 232,00