Un entrenamiento activo para el desarrollo de competencias emocionales

¿Cómo es la práctica de la educación emocional? Los contenidos que lo atraviesan son: conciencia y regulación emocional, autoestima, gestión de conflictos, prevención de ansiedad y estrés, control de la impulsividad, empatía, prevención de la violencia, tolerancia a la frustración, etc.

Prácticas de educación emocional

Si preguntamos a madres y padres qué es lo que más desean para sus hijos e hijas, la respuesta se puede resumir en: que sean felices". Rafael Bisquerra Alzina


La práctica de la educación emocional incluye actividades muy diversas orientadas al desarrollo de competencias emocionales entre las cuales están la introspección, toma de conciencia de las propias emociones y de las emociones de los demás, empatía, regulación emocional, gestión de la ira, relajación, meditación, respiración, mindfulness, desarrollo de la autoestima, autonomía emocional, autoconfianza, habilidades socioemocionales, habilidades de afrontamiento, habilidades de vida, hacer consciente el bienestar, desarrollar comportamientos prosociales, etc. Todo ello implica reflexión, toma de conciencia de la propia responsabilidad, juegos, role playing, simulación, dramatización, lecturas, grupos de discusión, escucha activa, atención plena, aprender a fluir, etc.

La práctica de la educación emocional debe ser muy dinámica, experiencial, activa y participativa con propuestas y sugerencias de actividades. En general, estas siguen una serie de pasos que se pueden esquematizar en los términos siguientes: explicar, mostrar, hacer, practicar, controlar el progreso y generalizar.

• Explicar lo que se va a hacer incluye presentar los objetivos y las habilidades que hay que desarrollar. Conviene justificar por qué es esto importante. Al final de la explicación inicial, hay que tener claro cómo ejecutar el comportamiento que pone de manifiesto un dominio de la competencia.

• Mostrar significa que el profesor ejerce de modelo o presenta modelos para proceder al modelado del comportamiento. Hay que presentar modelos y ejemplos de comportamiento apropiado y no apropiado. El role playing tiene un papel importante en esta fase y en la siguiente.

• Hacer significar que es el estudiante el que hace. Primero, el alumnado define la habilidad con sus propias palabras y discute por qué es importante. Después, se establecen los pasos requeridos para realizarlo. Y finalmente, se practica la competencia a través de actividades, juegos, role playing, etc. El mismo alumnado proporciona feedback de las ejecuciones de sus compañeros.

• Practicar entre los estudiantes, ya sea por parejas, en trío, en pequeño grupo o en gran grupo. El profesor refuerza el comportamiento apropiado cuando se produce.

• Controlar el progreso por parte del profesor incluye desarrollar la capacidad de autoevaluación por parte del alumnado. El alumnado debe tener claro cuándo se hace bien y cuándo no para poderlo evaluar en sí mismo y en otras personas.

• Generalizar significa aplicar la competencia fuera del aula con la ayuda de un compañero o familiar (madre, padre, hermanos). La generalización se puede aplicar en el patio durante el tiempo del recreo, en la familia, en la calle, en el tiempo libre con los compañeros, etc.

La aplicación de estas fases es una especie de entrenamiento para el desarrollo de competencias emocionales. Hacerlo de esta forma se ha manifestado como altamente efectivo. Conviene tener presente que no todo funciona, tal como han puesto de manifiesto los resultados de las investigaciones sobre evaluación de programas de educación emocional. Es importante cumplir una serie de requisitos que aumentan las probabilidades de éxito.


Fuente:
Libro: "Educación emocional" (Noveduc-Graó)
Autor: Rafael Bisquerra Alzina
Foto: 123RF.


También le puede interesar

Educación emocional


Rafael Bisquerra Alzina
$ 420,00

Competencias sociales y convivencia


Mónica Coronado
$ 330,00

Caja de herramientas para la educación emocional


Mansione, Zac, Temelini (orgs.)
$ 335,00

Educación emocional y familia


Alabart Saludes, Martínez Pardo
$ 410,00

Desarrollo emocional del niño pequeño, El


Lidia Susana Maquieira
$ 232,00