Conflictos y violencia en los ámbitos educativos

Conflictos y violencia en los ámbitos educativos

Poder, autoridad y participación en la escuela. La construcción de sistemas de convivencia (35)


$ 480,00


¿Cuál es la relación entre el desplazamiento de los límites y la erosión de la palabra docente con actos, aparentemente, ausentes de sentido? La incapacidad de sostener los distintos órdenes de conflicto deja el paso libre a mayores niveles de violencia.

Jóvenes y ciudadanía; autoridad y violencia.
Beatriz Taber Redes
Sociales: Del problema de la violencia a la construcción de un sistema de convivencia.
Elina Dabas
¿Es la vida un valor?
Celia Conde y Alejandro Bagnati
Más allá de la instrucción: la educación para la convivencia. El modelo sevilla anti-violencia escolar (save).
Rosario Ortega
Investigaciones sobre violencia en niños escolarizados.
Nélida Cervone, Ana María Luzzi y Sara Slapak
La compleja tarea de construir un sistema de convivencia en la escuela.
Norberto Daniel Ianni
Violencia y conflicto en los ámbitos educativos.
Joaquin Rodriguez Nebot
Lo insoportable en la escuela. Un tratamiento posible.
Stella Maldonado y Jacquie Lejbowicz

Seguramente cerca de la desesperación, sobrepasada por la tarea, no le pareció tan mal exigirles, a los numerosos alumnos con quienes pretendía preparar el acto escolar para conmemorar la fecha patria, que se taparan la boca con cinta adhesiva, como parte de un “juego”.
La noticia, rapidamente difundida por los medios, produjo sorpresa e indignación. Datos más, datos menos (no menores para el análisis específico de lo que allí ocurrió), el hecho nos alcanza para ver bajo qué forma extrema la relación pedagógica puede presentarse y expresar las dificultades de conducir a un grupo de niños, el ejercicio arbitrario del poder, también la impotencia, el desborde; el hecho nos alcanza como representación de parte de los conflictos y la violencia que pueden desplegarse en la situación escolar. Que sea una respuesta fallida, en manos de un adulto, no hace menos que señalar por dónde empezar. Una vez más, el tema nos convoca a pronunciarnos, a explorar un territorio tan complejo como urgente, tan proclive a las buenas intenciones y los buenos discursos. Así como en otros escenarios en los que se desenvuelve la vida social, todo lo referido a violencia lleva frecuentemente una sobrecarga de generalización, indiscriminación y conmoción que hace virar las reflexiones y las acciones hacia posturas extremas. La necesidad del aumento de los castigos y la ”mano dura”, la excesiva permisividad, son algunas de las conclusiones a las que se arriba bajo la vivencia de esos “climas”. Nos hacemos cargo de este tema y de este “clima” bajo la condición de construir las perspectivas (pedagógicas, institucionales, subjetivas...), los contextos (históricos, sociales, culturales...); algunas experiencias y alternativas y ciertas preguntas, muchas de las cuales los autores de esta edición buscan responder. ¿Qué lugar ocupa la indiscutible división y ruptura del lazo social respecto de la multiplicación de la violencia? ¿Violencia social, violencia escolar? ¿Cuál es la relación entre las actuales características del vínculo pedagógico, los conflictos más frecuentes, determinados actos de violencia y la percepción de indefensión por parte de los docentes? ¿Cuál es la relación entre ese desplazamiento permanente de los límites, ese desgaste y erosión constante de la palabra docente, los desafíos a la autoridad y las transgresiones pasibles de lectura, con aquellos otros actos cuya característica es la aparente ausencia de sentido? ¿Cuál es
la relación entre el conflicto inherente a toda situación institucional y los actos de violencia? ¿La incapacidad de sostener los distintos órdenes de conflicto en las escuelas deja el paso libre a mayores niveles de actuación y violencia?
Difícil renunciar a la ilusión de la armonía, como desde estas páginas decíamos hace un tiempo en torno a este tema; asumir que la violencia es parte de la experiencia subjetiva y colectiva y que los conflictos no sólo son inherentes a la condición institucional sino que el modo de su elaboración y resolución es motor de desarrollo y potencialidad de transformación.
Preguntas en común, debates y decisiones participativas, que apunten a la cohesión de las instituciones, a una mayor interrelación entre escuela, familia y comunidad, acciones diferenciadas
y singulares, son algunas repuestas. Acaso tengamos que recordarnos que aquello que viene siendo tenaz y sistemáticamente desatado tenga que volver a anudarse, una y otra vez, con nudos cada vez más fuertes y más transversales, entre las personas y todas las formas y dispositivos que podamos hallar para el encuentro, la expresión y la participación.
Daniel Korinfeld

También le puede interesar

Sexualidad y educación


Brigiotti, Greco y otros
$ 480,00

Apuntes sobre la autoridad


Silvia Di Segni
$ 660,00

NE 298 Experiencias de inclusión educativa / Necesidades emocionales de niños y adolescentes


Kaplan, Martini y otros
$ 129,00

Familias y escuelas


Abate de Tadeo, Arué y otros
$ 480,00

Malestar docente


Bagnati, Caino y otros
$ 480,00

Consultas

Destacados

Cuotas sin interés