¿Cuándo, qué y cómo estudio? - NUEVA EDICIÓN

¿Cuándo, qué y cómo estudio? - NUEVA EDICIÓN

Estrategias y recursos para aprender en la era digital


$ 480,00


Este libro aporta un recurso actualizado para trabajar habilidades transversales al proceso de estudio con alumnos que finalizan la Primaria o comienzan la Secundaria. Las actividades planteadas apuntan a lograr un alto desarrollo metacognitivo y a que los estudiantes conozcan su propio perfil.

Incluye ejercicios para desarrollar estrategias fundamentales: habilidades de lectura, técnicas de estudio y memorización, y destrezas para rendir exámenes, entre otras. A la vez, realiza un análisis crítico de las nuevas tecnologías y de las modificaciones que producen en nuestra manera de aprender, de relacionarnos y de estar en el mundo.

Con lenguaje actual y accesible, genera un registro de cómo los chicos interactúan digitalmente hoy en día y sugiere cómo emplear la tecnología para optimizar los procesos de aprendizaje y estudio. Además, propone a los docentes que conozcan desde la mirada de sus alumnos el mundo digital y los paradigmas que lo rigen.

Esta obra adecua a la nueva era un material que ya ha sido incorporado a la currícula de cientos de escuelas y que cuenta con miles de ejemplares vendidos.

“Charla” motivacional

Módulo 1. Conocimiento del propio perfil y reconocimiento del contexto
En esta sección aprenderás a:

- Conocerte un poco más e identificar tus puntos fuertes y tus puntos débiles.
- Conocer cómo funciona tu atención y cómo influye en lo que aprendés.
- Tener el mayor registro posible de las ventajas y desventajas que estar “conectado” las 24 horas genera en tu vida.
- Caracterizar a tus profesores y a las materias que ellos te enseñan.
- Organizar la información para tener bien claro qué necesitás para cada materia.

Módulo 2. Organización del tiempo y del trabajo
En esta sección aprenderás a:

- Registrar cómo usás las horas.
- Identificar cuánto tiempo te llevan las tareas escolares.
- Organizarte de modo de poder anticiparte y respetar tu tiempo libre y de recreación.
- Usar la tecnología como recurso para planificar tu trabajo.
- Organizar tus tareas de manera eficiente.

Módulo 3. Aprovechar las clases
En esta sección aprenderás a:

- Controlar tu atención durante las clases.
- Entender por qué tomar apuntes es una buena estrategia.
- Tomar apuntes a mano y/o con algún dispositivo.
- Usar estrategias para seguir explicaciones difíciles de los profesores.

Módulo 4. Habilidades de lectura
En esta sección aprenderás a:

- Conocer y mejorar tu velocidad lectora.
- Activar estrategias de comprensión de textos.
- Controlar y monitorear tu comprensión.
- Leer textos difíciles.
- Usar la tecnología para mejorar tu lectura y aumentar la comprensión de lo que leés.
- Identificar ideas importantes.

Módulo 5. Organización de la información
En esta sección aprenderás a:

- Hacer esquemas, cuadros comparativos, resúmenes y aplicar demás técnicas de estudio.
- Identificar cuándo es conveniente usar cada una de ellas.
- Utilizar diferentes programas y aplicaciones para estudiar.

Módulo 6. Aprender a memorizar con sentido
En esta sección aprenderás a:

- Entender cómo funciona nuestra memoria.
- Utilizar estrategias para recordar la información que necesitás para los exámenes.
- Utilizar la tecnología para hacer mas entretenido el estudio.

Módulo 7. Construcción de un método de estudio
En esta sección aprenderás a:

- Organizar todo lo que has aprendido en un método de estudio.
- Armar un plan que te predisponga al trabajo.
- Asignar metas de trabajo razonables.
- Activar estrategias de motivación para cuando no te sientas “llamado” a estudiar.
- Activar estrategias efectivas durante los exámenes.

María Tresca

Licenciada en Psicopedagogía (UCA). Cursó una Maestría de Psicología Cognitiva (UBA), realizó posgrado en Neuropsicología (UB) y Programa ejecutivo de Innovación y Cretatividad (Di Tella).
Es asesora de instituciones públicas y privadas y de diversas fundaciones orientadas a la educación. Fue docente de grado y Post-grado. Dicta cursos de capacitación a docentes y orienta escuelas sobre cómo implementar la enseñanza de técnicas de estudio en el aula. Es directora de un equipo que realiza tratamiento psicopedagógico y orientación familiar.

Ver más

El mundo en que vivimos ha evolucionado de una manera increíble en los últimos años… Los cambios fueron enormes y se dieron en muy poco tiempo. ¡Tan poco, que nadie logró adaptarse del todo!

Ni las personas, ni las empresas, ni las instituciones están hoy a la altura de cómo ha avanzado el mundo debido al desarrollo de las nuevas tecnologías.

La educación es una de las instituciones que aún no ha logrado adaptarse…

Es por eso que seguramente muchas de las cosas que debés aprender o de las actividades que tenés que realizar en la escuela pueden parecerte antiguas, absurdas o sin sentido.

Algo de razón seguramente tenés. Pero te pediremos un poco de paciencia (lo haré yo, en representación de todos los adultos que trabajan para que chicos como vos puedan aprender mejor).

Analicemos un poco la situación, para identificar las ventajas que todo esto puede tener. Tus profesores (o la persona que te oriente sobre cómo usar este cuadernillo) podrían haber nacido, al igual que yo, en el siglo pasado… (¡ups!).

Pedile al adulto que te acompaña que nombre cuatro cosas que no había en este mundo (o a las que no tenía acceso) cuando él tenía diez años. ¡Sí! ¡Aunque no lo creas, vivíamos sin Internet, mail, redes sociales, celulares, tablets, etcétera, etcétera!

Supongo que no podés imaginar siquiera un día de tu vida sin estos recursos, pero es importante que entiendas que la mayor parte de las personas que hoy trabajamos en educación crecimos sin todo eso, por lo que nuestra manera de pensar se fue formando de un modo distinto del actual. Casi todas las cosas que te piden que hagas están pensadas de manera analógica1, mientras que esta era supone un pensamiento digital2 (Googleá más información sobre la diferencia entre "analógico" y "digital").

En esta era conviven entonces dos maneras completamente distintas de entender la realidad y de resolver los problemas. Hay una fuerte tendencia a seguir realizando las cosas tal como los adultos estábamos acostumbrados a hacerlas (o como las hacíamos en nuestra infancia) y esto es porque al ser humano le cuesta mucho cambiar… Un ejemplo de cómo conviven estas dos realidades y formas de pensar el mundo son las zapatillas actuales, que incluyen chips que se sincronizan con nuestros celulares y nos dicen cuánto corrimos, cuál es nuestro ritmo cardíaco, etcétera, pero se atan con cordones, del mismo modo en que mis abuelos se ataban los zapatos.

Hay en todo esto un aspecto fundamental. Esta es la primera vez en la historia en que la generación que aprende en las escuelas (o sea, los alumnos, los chicos: ¡vos!) tiene mayor dominio que sus propios profesores del uso de una herramienta útil y vigente.

Es muy probable que vos sepas mucho más que yo y que tus profesores sobre redes sociales, aplicaciones, manejos de celulares y demás dispositivos. Y, aunque no seas muy "techie", tu manera de
entender el mundo y de pensar sea probablemente "digital". ¡Tenés mucho que enseñarnos!

Ahora bien, que seas digital y sepas mucho sobre Internet no significa que no tengas nada que aprender de tus profesores. Es cierto que la información está al alcance de la mano y que todo lo que debés aprender en el colegio se puede encontrar en Internet en cuestión de segundos. El punto es que la cantidad de información que se genera día a día es enorme…

Una de las principales funciones de tus profesores empieza a ser la de orientarte acerca de los aspectos más importantes de un tema y cuáles fuentes pueden ser más precisas. Te enseñarán a organizarte y te guiarán para ir profundizando en los distintos temas del conocimiento en ese mar de información que nos abruma (algunos lo llaman big data).

Incluso, hay mucho que debés aprender a propósito del uso seguro de Internet y las redes sociales, un aspecto en el que están recibiendo capacitación un número importante de profesores. Me propuse pensar digitalmente las actividades y sugerencias de este libro, pero vas a darte cuenta de que, aunque lo intenté, mucho de lo que planteo tiene un formato analógico… Sin embargo, lo cierto es que debés poder manejarte con buenos resultados en tu escuela para poder seguir avanzando en los estudios. Parte de lo que veremos tiene que ver con aprovechar los recursos que la tecnología provee para hacer más llevadero el cumplimiento de las tareas y las actividades "de otra era" que piden tus profesores.

María Tresca

También le puede interesar

Educación emocional y familia


Alabart Saludes, Martínez Pardo
$ 915,00

Enseñar a estudiar a niños y adolescentes


María Tresca
$ 395,00

NE 296 Diálogo entre familia y escuela / El aprendizaje como desafío


Lopez , Prieto Quezada y otros
$ 115,00

PACK Estrategias de Estudio


COMBO 4 LIBROS CON ENVÍO GRATIS
$ 2000,00