Mujeres que dirigen poniendo el cuerpo

Mujeres que dirigen poniendo el cuerpo

Poder, autoridad y género en la escuela primaria


$ 890,00


Las “reglas del juego” de la burocracia escolar fueron establecidas sobre modelos jerárquicos teñidos de un imaginario patriarcal. Con contradicciones y cambios, esos contenidos simbólicos están presentes en la vida escolar y las mujeres deben poner el cuerpo de maneras particulares para jugar el juego mientras se van cambiando algunas reglas…
Las directoras o supervisoras escolares son “leídas” en tanto mujeres: ¿qué expectativas despiertan?, ¿qué modos de construcción, legitimación y ejercicio del poder se generan en consecuencia? ¿Qué diferencias existen entre mujeres?
Este libro analiza el liderazgo femenino en el sistema educativo del nivel primario mediante una profunda indagación sobre los sentidos y las contradicciones del poder para determinar de qué modo las características culturalmente atribuidas a “lo femenino” refuerzan relaciones de dependencia o falta de autonomía en los equipos directivos y en los colectivos docentes.

Presentación
Capítulo 1. Identidades docentes en construcción
Una maestra, una directora, una supervisora… “se hacen”
La contradictoria construcción, legitimación y ejercicio del poder en las mujeres directoras
La contradictoria construcción, legitimación y ejercicio del poder en las mujeres supervisoras
La carrera profesional docente como alienación progresiva de los saberes pedagógicos de las maestras
La perspectiva de género como un camino para cambiar las formas y las definiciones del poder escolar
El movimiento social de mujeres y el concepto de “género” como vertebrador de los feminismos
Relaciones de género en la escuela. El trabajo docente como trabajo femenino
Carrera profesional y participación femenina en la dirección de las escuelas primarias
Capítulo 2. Mujeres reales
La directora Rosalía
La directora María
La directora Amalia
La supervisora Teresa
La supervisora Elisa
Capítulo 3. Los caminos y las carreras
Las estructuras de la carrera “objetiva”
La materialidad del trabajo de la dirección y la supervisión en la Ciudad de Buenos Aires
Críticas a la burocracia: fragmentos, retazos, residuos de la “nueva gestión escolar” de los 90
La carrera “subjetiva”. El ascenso como paradoja: “dirigir no es enseñar”
Capítulo 4. Poner el cuerpo en la dirección y en la supervisión
Ser directora construyendo un orden
Las otras y los otros de la dirección
La construcción, legitimación y ejercicio del poder en las mujeres directoras
Ser supervisora: el menos “docente” de los cuerpos
Lo institucional subjetivado: las otras y los otros de la supervisión
Normas, prácticas y políticas que obturan el poder pedagógico de las supervisoras y algunas alternativas
Capítulo 5. Propuestas para la democratización y fortalecimiento de la educación pública
Hacia una colegialidad nómade: justicia de redistribución y de reconocimiento (y representación) en un poder no violento

Graciela Morgade

Doctora en Educación. Profesora adjunta de “Investigación y Estadística Educacional II” y “Educación, género y sexualidades”, Departamento de Ciencias de la Educación, Facultad de Filosofía y Letras (UBA). Master en Ciencias Sociales y Educación (FLACSO). Dirige el Departamento de Ciencias de la Educación (UBA) y el proyecto UBACYT “Cuerpos sexuados en la escuela media: curriculum, experiencias y silencios”. Se desempeñó como directora de Formación Docente (GCBA). Es autora del libro Aprender a ser mujer, aprender a ser varón (Noveduc, 2001).

Ver más

Con mucho trabajo, poniendo el cuerpo, apoyando al maestro… dando una clase para que vea cómo lo puede encarar… haciendo mucho trabajo pedagógico… muchas reuniones de ciclo, orientándolos en lecturas, haciendo las jornadas… Cada vez que llega un documento se les da y en la jornada exponen… muestran cómo organizarían la clase… Mucho tiempo nos llevó hacer la coherencia medianamente en lo pedagógico… toda una línea… en matemática, en lengua, en sociales… lo que más nos costó fue naturales…
Y finalmente lo logramos…
Rosalía
¿Se puede hablar de una particularidad “femenina” de liderazgo en el sistema educativo del nivel primario? O, más bien, ¿cuál es el modo particular en que los cuerpos de las directoras o supervisoras escolares son “leídos” en tanto “mujeres”? ¿Qué expectativas despiertan? ¿Existe una adhesión a esas expectativas por parte de las mujeres?¿Qué modos de construcción, legitimación y ejercicio del poder se generan en consecuencia? ¿Qué sucede cuando no se responde de acuerdo con el sentido dominante? ¿Qué diferencias existen entre mujeres?
¿De qué modo las características culturalmente atribuidas a “lo femenino” se articulan con los fundamentos de la burocracia piramidal escolar reforzando relaciones de dependencia o falta de autonomía en los equipos directivos y en los colectivos docentes? ¿De qué modo los ponen en cuestión y contribuyen a la construcción de colectivos docentes colegiados que permitan el despliegue de proyectos pedagógicos sustentables a nivel institucional –escolar o distrital–?
El sentido paradojal de la tarea de las directoras y supervisoras escolares es que, si bien en trabajo docente en el aula ha sido signado como “femenino” desde fines del siglo XIX, la asunción de cargos de poder por parte de las mujeres sólo recientemente devino un derecho legítimo y ejercido. En estos cargos, las “reglas del juego” de la burocracia escolar se establecieron sobre modelos jerárquicos de gestión estatal teñidos de un imaginario patriarcalista que, con contradicciones y cambios, parecen aún presentes en la vida cotidiana de la escuela primaria.
Este libro indaga los modos en que las significaciones hegemónicas de género particularizan el entramado de sentidos pedagógicos, burocráticos y vinculares que se produce en la construcción particular que cada sujeto mujer realiza del lugar de poder que ocupa en el nivel primario.
Está basado sobre una tesis doctoral enmarcada en los Estudios Culturales y de Género, orientada a desvelar las relaciones sociales en las que se tejen las experiencias de las mujeres en cargos directivos y contribuir, con un sentido emancipatorio, a la profesionalización docente y a la democratización de las relaciones escolares.

También le puede interesar

Aprender a ser mujer, aprender a ser varón


Graciela Morgade
$ 545,00

Sexualidad, relaciones de género y de generación


Greco, Morgade y otros
$ 695,00

Sexualidad y educación


Brigiotti, Greco y otros
$ 480,00

Abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes


Eva Giberti
$ 960,00