Saber y relación pedagógica

Saber y relación pedagógica



$ 405,00


Los temas que aquí se exponen tienen potencial para convertirse en un importante aporte a los procesos de revisión curricular en los que deben embarcarse las universidades y las escuelas superiores que se ocupan en la Argentina de la formación inicial de docentes, técnicos e investigadores en educación.
Sin duda, el asunto de la formación para enseñar debe entrar en revisión profunda.
El campo de los procesos educativos es muy complejo, pero más aún en las situaciones de cambio estructural que vive el país y el sistema educativo. Todo lo expuesto en este libro tiene potencial para comportarse como un fuerte aporte al debate sobre las experiencias que necesariamente debe incluir la formación de formadores.

LA RELACIÓN CON EL SABER (una aproximación clínica)
1- Enfoque y dispositivos clínicos de formación
Dimensiones en el enfoque clínico
El modelo del pensamiento y el pensar en Bion
Un dispositivo de inspiración Balint
Caso 1: Un reemplazo en la clase
Caso 2: En un grupo de formación docente
Caso 3: Micaela y Melanie
Recapitulación

2- Dispositivos de investigación clínica
El material de Lissette, Suzanne y Christine
El caso de Dorys (Intercambio)

LA RELACIÓN PEDAGÓGICA
1- Introducción
El enfoque clínico
La relación pedagógica
El dispositivo Balint.
El caso de Juan Cristóbal

2- Dimensiones en el análisis de la relación pedagógica
El retorno a la infancia
El deseo de dar
El deseo de enseñar
La autoridad y los límites
La seducción

Resulta importante para mí presentar este libro que recopila los seminarios dictados en 1995 por Claudine Blanchard Laville en la carrera de Formación de Formadores de la Facultad de Filosofía y Letras.
Profesora de matemática especializada en los enfoques psicoanalíticos, la autora forma parte de un equipo que en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad París X, se está ocupando de la formación docente y la investigación de la práctica docente a través de dispositivos de carácter clínico.
Los temas que aquí se exponen tienen potencial para convertirse en un importante aporte a los procesos de revisión curricular en los que deben embarcarse las universidades y las escuelas superiores que se ocupan en la Argentina de la formación inicial de docentes, técnicos e investigadores en educación.
Sin duda, el asunto de la formación para enseñar debe entrar en revisión profunda.
El campo de los procesos educativos es un campo complejo y más aún lo es en las situaciones de cambio estructural que vive el país y el sistema educativo.
Las consecuencias de la transformación socioeconómica, el empobrecimiento, el aumento de las diferencias sociales en el acceso a los bienes, aun a los indispensables para la subsistencia material y cultural, la intensificación consecuente de la hostilidad y la violencia golpean fuertemente los espacios educativos e introducen dinámicas críticas en las situaciones de formación.
Los roles pedagógicos en sus diferentes posiciones institucionales se ven fuertemente desafiados en sus encuadres. En situaciones sociales como las nuestras, los que se ocupan de ayudar a aprender se enfrentan a sujetos en estados críticos siendo sujetos en crisis.
Las estructuras institucionales han perdido, por su propia conmoción, la capacidad de ofrecer continencia y la falta de un trabajo sobre sí mismo- incluido como núcleo de la formación profesional para enseñar- se hace sentir en esas circunstancias con un peso particular, aumentando la indefensión del formador y todas sus conocidas consecuencias.
La formación profesional de docentes y formadores en general no ha incorporado nunca sistemáticamente el análisis de las dimensiones latentes que comprometen intrínsecamente los desempeños. No se ha hecho cargo en forma franca de que su operación se desenvuelve en el nivel psicosocial y menos aún de que el enseñar en sí está sometido a fuertes tensiones y exige un autoconocimiento profundo de la propia trayectoria de formación, de la propia relación con el saber que se enseña y del modo en que perduran en uno mismo las vicisitudes de la propia infancia y adolescencia.
Por consiguiente -y más ahora en que los diagnósticos oficiales apuestan a un cambio que parece posible alcanzar con la sola capacitación disciplinaria y el desarrollo de técnicas de gestión empresarial- corremos serio riesgo de no advertir que la formación pasa necesariamente por el desarrollo de este autoconocimiento y que sólo sobre su base es posible revisar y hacer operar los contenidos y las técnicas.
Son muchos los aspectos trabajados por Claudine Blanchard Laville que merecen destacarse en este prólogo a la luz de las circunstancias a las que acabo de aludir.
En lo fenoménico, el análisis clínico puntual de la relación del enseñante con el saber que enseña, en vinculación con el modelo de pensamiento que propone W. Bion, le permite mostrar el modo en que los puntos oscuros, no conocidos, no trabajados de aquella relación, concurren para provocar en la dinámica de la clase el tipo de hechos que suelen desconcertar y descolocar al maestro: la persistencia del no entendimiento en el alumno, la intensificación de la hostilidad circulante, su propia actuación violenta, su vulnerabilidad imprevista a ciertos alumnos y ciertas circunstancias...
Algunas constantes en la relación pedagógica: la exposición de sí a la mirada de los otros; el investimiento que hacen los alumnos del Maestro como poseedor del Saber y el impacto inevitable de los fenómenos de desilusión; las dimensiones poco analizadas del vínculo (el deseo de enseñar y el de retornar a la infancia, la seducción y la manipulación de los fenómenos de autoridad) adquieren nueva luz cuando son ubicados por la autora en la atmósfera transferencial de la clase y son mirados desde conceptos que están ausentes de nuestras referencias teóricas habituales: los de transferencia didáctica. Sufrimiento psíquico profesional, distancia necesaria, seducción atemperada, son algunos de los muchos que presentan ese potencial.
En lo metodológico, Claudine Blanchard Laville hace una presentación puntual sobre temas que no siempre han sido bien definidos: los rasgos del enfoque clínico, la existencia de distintos grados de impregnación clínica de los encuadres con los que puede analizarse la práctica docente, los rasgos y usos de dispositivos clínicos de formación de inspiración Balint y la de dispositivos de investigación basados en el análisis multidisciplinario de material recogido a través de observación, registro y entrevistas diseñadas dentro de los parámetros de ese enfoque.
La posición sobre la obligación ética de una reflexión sobre sí que aporte entendimiento y facilite el autocontrol conciente de los aspectos latentes de la relación con el saber y la relación pedagógica y ayuden al docente a generar espacios reales de autonomía y desarrollo, enmarca y da dimensión al sentido de la investigación que lleva adelante el grupo de académicos del que forma parte esta autora.
Los temas aquí tratados no son sencillos de abordar, pero la ilustración que Claudine Blanchard hace en forma permanente con el relato vívido de casos permite a su exposición conceptual adquirir sentido clínico y con él el atractivo y claridad de aquello que podemos referenciar con lo vivido.
Por eso, no hay dificultad mayor en estas páginas. Los testimonios de Micaela y Melanie, Juan Cristóbal, Jean Bernard y la pequeña Aisha, los de Lisette, Suzanne, Christine y Dorys llegan vivos en el relato de Claudine Blanchard Laville y nos acompañan -en la generosidad de su acción y su reflexión sobre sus trayectorias- a explorar las nuestras.
La gran cantidad de preguntas que las exposiciones provocaron en los asistentes y el atento cuidado con que fueron respondidas completan esa ayuda.
Sin duda, todo lo expuesto en este libro -si es efectivamente oído- tiene potencial para comportarse como un aporte revulsivo al debate sobre las experiencias que necesariamente debe incluir la formación de formadores.
Hecho con la lucidez conceptual y la consistencia teórica, la sencillez del investigador científico y la disponibilidad al vínculo pedagógico que mostró Claudine Blanchard Laville resultó una experiencia pedagógica con la que ganó el respeto y el reconocimiento de todos los que participaron de su trabajo en la Argentina.
Seguramente el lector podrá establecer, durante su diálogo con estas páginas, un espacio de reflexión que le permitirá comprender el potencial de las ideas aquí desarrolladas.

Lidia M. Fernández

También le puede interesar

Ciencias naturales y aprendizaje significativo


Silvia Veglia
$ 540,00

Adecuaciones curriculares


María José Borsani
$ 490,00

Articulación entre niveles


Delia Azzerboni (comp.)
$ 390,00

Algo más que locos experimentos en la escuela


Nancy Fernández
$ 625,00

Clases en escuelas secundarias


Anahí Viviana Mastache
$ 780,00

Arte, diseño y comunicación en el jardín


A. Vigón Ruffa y M. Vigón Ruffa
$ 475,00

Consultas

Destacados

Biblioteca Digital