Tecnologías de la información y la comunicación en las prácticas pedagógicas, Las (tics)

Tecnologías de la información y la comunicación en las prácticas pedagógicas, Las (tics)

Manual para organizar proyectos


$ 1050,00


Este manual analiza, orienta e identifica la intersección entre tecnología y sociedad, TIC y conocimiento, TIC y disciplinas, mediante la articulación de diversas fuentes: libros, artículos, informes técnicos, proyectos y propuestas, acuerdos y convenios. Las fuentes conducen a instituciones, weblogs, sitios y páginas Web, donde el intercambio podrá continuar.
Aborda el desarrollo de múltiples alfabetizaciones; los procesos de conceptualización y representación mediante textos, imágenes y sonidos unidos a las contribuciones que las TIC pueden realizar como medios y herramientas cognitivas que apoyan la indagación, la exploración, la comunicación y la expresión.
Recorre áreas curriculares y disciplinas para destacar las posibilidades de experimentar y resolver problemas, la capacidad para interpretar, operar y crear imágenes, etcétera.
Explica cómo organizar planes de acción efectivos y cómo gestionar los recursos de las instituciones educativas, especialmente la conectividad, los tiempos y los espacios, el equipamiento y los materiales didácticos.

***PREMIO ISAY KLASSE AL LIBRO EDUCACIÓN 2009***
Mención de Honor | Fundación El Libro, Argentina.

Prólogo
por Marta Libedinsky
“Estrategias y recursos para planificar actividades”
Competencias de información y comunicación
Las TIC como medios de indagación
Alfabetización tecnológica
Alfabetización informática
Alfabetización visual
Gestión de datos
Entornos exploratorios:
Micromundos - Modelos
Simulación - Juegos
Presentaciones – Infografías
Comunicación y colaboración
Internet
Medios de construcción:
Logo y Robótica
Producción de hipermedios
Lengua española
Acceso a textos, obras y autores
Nuevos modos de expresión y de comunicación
Participación en intercambios
La escritura informal: Blogs.
Matemática
Manipulables virtuales
Geometría dinámica
Resolución de problemas
Graficadores interactivos
Modelos interactivos
Ciencias Naturales
Adquisición y tratamiento de datos experimentales
Laboratorios virtuales y laboratorios remotos
Geografía
Teledetección
Mapas digitales interactivos
Sistemas de Información Geográfica
Sistemas de Posicionamiento Global (GPS)
Historia
Imágenes, mapas y otras fuentes de información
Recursos
Lengua extranjera (Inglés)
Plástica - Música

Herminia Azinian

Master en Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación y tiene un Postgrado en Informática Educativa (UNED, España). Tiene un Diplomado Latinoamericano para la Integración de la Tecnología en la Educación (ILCE, México). Es computadora científica (FCEyN, UBA) y maestra normal nacional. Es Miembro del Grupo de Trabajo de Educación Secundaria de IFIP. Se ha desempeñado como coordinadora del Plan de Capacitación en el uso de las TIC del Ministerio de Educación de la República Argentina, representante argentina ante el Comité Técnico de Educación de IFIP, miembro del equipo de diseño y desarrollo inicial del Portal educ.ar, profesora de la UBA, profesora invitada en diversas universidades y docente en todos los niveles educativos.

Ver más

In memoriam
A quienes, como María Virginia Rapallini y Daniel Reyes,
abrieron algunos de estos caminos, caminaron
con nosotros y nos siguen acompañando…
“No se puede construir desde la dificultad sino desde el sueño.”
Manuel Belgrano
Los cambios tecnológicos y sociales de los últimos años han producido un fuerte impacto en los ambientes educativos. Las competencias necesarias para el desenvolvimiento de los individuos en la sociedad, junto con las posibilidades que las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) presentan para los procesos de enseñanza y de aprendizaje, interpelan las prácticas docentes, requiriendo su revisión e invitando a reflexionar sobre el desafío de su integración en los proyectos pedagógicos. El uso de las TIC en este contexto requiere de una reflexión en doble sentido: Reflexión epistemológica (conocimiento de las TIC): qué cambios implican en la realidad, para qué sirven y cómo pueden ser utilizadas (en función de la situación educativa, de los valores éticos, etc.).
Reflexión pragmática (habilidades de uso de las TIC): cómo es posible potenciar su uso en diferentes contextos de enseñanza y aprendizaje. Las grandes potencialidades que encierran estas tecnologías, principalmente como caminos de gestión de información y como medios de interacción y comunicación, pueden y deben ser puestas al servicio del desarrollo de las competencias básicas sociocognitivas de nuestros alumnos, aquellas relacionadas con la comunicación, la colaboración, la participación y el aprendizaje.
En este libro se explora el entramado entre las TIC, la construcción del conocimiento y sus implicancias para la enseñanza y el aprendizaje, desde un encuadre conceptual que da cuenta de las múltiples dimensiones a considerar para la integración de las TIC en las áreas y disciplinas curriculares: psicológicas, didácticas, disciplinares y tecnológicas. En este marco, se abordan diversas cuestiones esenciales: consideraciones teóricas que ayuden a reflexionar acerca del impacto de las TIC en el desarrollo de competencias de gestión de la información, aportes distintivos al aprendizaje facilitados por la interacción con múltiples representaciones y su transformación dinámica, tipos de propuestas didácticas que faciliten a los alumnos la exploración, el descubrimiento y la construcción de significados, formas de gestión escolar que requieren dichas propuestas (estructuración del espacio y del tiempo, rol de los participantes, etc.). El encuadre conceptual está orientado a los docentes de todos los niveles, aunque los destinatarios de las propuestas didácticas son los docentes de aquellos alumnos que ya tienen competencias lectoras desarrolladas y que se han iniciado en el trabajo autónomo.
La integración de las TIC a las prácticas pedagógicas para promover mejores aprendizajes es una temática compleja que articula facetas sociales, tecnológicas, psicológicas, didácticas, disciplinares y organizativas. Estos diversos aspectos son presentados en distintos capítulos, respondiendo a la necesidad de organización didáctica de la obra, pero las numerosas vinculaciones entre conceptos -muchas de ellas de ida y vuelta- hacen que algunas ideas se desarrollen o referencien en varios capítulos con enfoques complementarios. Por otra parte, dado que la realidad es mucho más rica y variada que las conceptualizaciones que podamos elaborar, hay elementos, situaciones y prácticas difícilmente clasificables en los esquemas descriptos y otros que pueden aparecer en distintas categorías de análisis. Se busca brindar herramientas concretas para la elaboración de propuestas que integren las TIC en instancias curriculares específicas, indicando posibilidades, pero sin detallar procedimientos técnicos. Se citan materiales y programas a título de ejemplo, lo cual no implica que sea en desmedro de otros posibles. Los títulos y marcas mencionados son propiedad de sus respectivos titulares legales y algunas de ellas son marcas registradas o comerciales.
Se citan sitios Web accedidos en septiembre de 2006, pero dado que la Web es un espacio dinámico, pueden haber cambiado de dirección, desaparecido y/o variado su contenido. Algunos de esos sitios son en inglés y se los incluye, pues pueden ser útiles para trabajos interdisciplinarios en la escuela –con el docente de esa lengua- y con la intención de que brinden ideas para desarrollos propios en nuestros países de habla hispana.
También se incluyen ejemplos de herramientas y entornos poderosos desarrollados en inglés, en general por universidades estadounidenses. Se trata de presentar modelos y propuestas cuyas ideas pueden ser útiles:
• a los docentes para implementarlas con software de uso libre o disponible en las escuelas;
• a grupos de investigación y desarrollo universitarios para señalar el estado del arte con vistas a realizar desarrollos propios acordes con nuestras realidades latinoamericanas.
El término “docente” hace referencia en la Argentina a las educadoras y a los educadores de los distintos niveles, también llamados maestras, maestros y profesores. Nos referimos a todos ellos utilizando las expresiones “el docente” o “los docentes”, así como nos referimos a “el alumno” o a “los alumnos”. La palabra “usuario” indica a la persona que utiliza los artefactos, sea un docente o un alumno. Se ha decidido usar estos vocablos para agilizar la lectura, sin menoscabo del reconocido concepto de género. Con la misma intención de agilizar la lectura, se utiliza el acrónimo TIC por tecnologías de la información y de la comunicación.
El sustantivo “colaboración” se usa en el sentido de trabajo conjunto, mediante el cual un individuo logra sus objetivos sólo si los otros participantes logran los propios y con la idea de que investigan juntos, comparten significados y producen globalmente. En este sentido, la expresión “trabajo colaborativo” se considera redundante. En cuanto a la expresión “aprendizaje colaborativo”, preferimos hacer referencia a aprendizaje mediante colaboración. La colaboración entre alumnos, entre docentes y alumnos, y de docentes entre sí, es considerada parte de un cambio de perspectiva necesario que incluya formas de relacionar más directamente los aprendizajes que se producen adentro y afuera de la escuela, integrando estas tecnologías de fuerte presencia en la sociedad que pueden realizar aportes distintivos al aprendizaje, en entornos pedagógicos apropiados.
La autora
Villa Gral. Belgrano
Provincia de Córdoba, Argentina


El libro que el lector tiene entre sus manos es producto de la experiencia, la reflexión y la manifiesta intención de hacer docencia, esta vez ya no en forma presencial, ya no en forma virtual, sino a través de un libro.
Un libro que es exactamente el que muchos estábamos necesitando y que Herminia Azinian con labor y rigor escribió -a mi entender- con la secreta intención de hablarles a todos los docentes. Herminia -que como especialista y docente conoce bien el territorio- nos lleva de la mano por el camino que ella misma ya ha recorrido una y otra vez y nos muestra a nosotros -los lectores- cómo recorrerlo.
A lo largo de cuatro capítulos conceptualiza, orienta, problematiza e identifica cuáles son aquellos puntos críticos que merecen toda nuestra atención. Los tres primeros capítulos son capítulos signados por la intersección: tecnología y sociedad, TIC y conocimiento, TIC y disciplinas. El cuarto y último nos enfrenta directamente con cuestiones ligadas a la práctica educativa de todos los días y da respuesta a muchas de las preguntas que muchos se hacen -abiertamente y a viva voz o en secreto y en silencio- y para las cuales no resulta sencillo todavía encontrar respuestas claras ni convincentes. Este capítulo y sus respuestas nos dejan a los lectores en las mejores condiciones para empezar a tomar decisiones, para encarar la práctica, para abandonar por un tiempo la reflexión e iniciar -sin prisa, pero sin pausa- la acción.
El capítulo 1 nos pone frente a frente con el pasado, el presente y el futuro de nuestras sociedades, con inventos e inventores, con innovaciones e innovadores, con ideas y artefactos y con la necesidad de reinventar con creatividad la educación y contribuir -como educadores- al desarrollo de lo que se denomina hoy múltiples alfabetizaciones.
El capítulo 2 aborda diferentes y numerosas aristas del conocimiento, los procesos de conceptualización y de representación (por medio de textos, imágenes, sonidos…) unidos a las contribuciones que las TIC potencialmente pueden realizar en tanto medios y herramientas cognitivas que apoyan la indagación, la exploración, la comunicación, la expresión.
El capítulo 3 recorre áreas curriculares y disciplinas, focalizándose con precisión en aquellos aspectos que más preocupan hoy a especialistas y docentes: la lectura y la escritura, la experimentación, la resolución de problemas, la capacidad tanto para interpretar y operar como para crear imágenes, la expresión en todas sus formas, la comprensión profunda, entre tantas otras.
El capítulo 4 dará respuestas a los escépticos y a los inseguros que se preguntan hoy cómo poner planes de acción efectivos y cómo gestionar los recursos estructurantes y desafortunadamente siempre escasos de las instituciones educativas: tiempos, espacios, equipamientos, materiales didácticos y hoy: conectividad.
En el anexo, los lectores encontrarán una herramienta de evaluación que -según demuestran tanto la investigación como la práctica- resulta ser la más válida y confiable disponible hasta el momento para encarar la evaluación de procesos y productos complejos: las matrices de valoración o rúbricas. Se trata de una herramienta que ha logrado amalgamar lo cualitativo con lo cuantitativo, lo general y lo particular de la evaluación de cada proceso o cada producción particular, herramienta sencilla de utilizar, aunque exigente para los docentes en relación con el proceso de elaboración que ésta requiere. Aun cuando su construcción exija tiempo y esfuerzo, ya son muchos los educadores de diferentes niveles del sistema escolar que la han hecho propia, la utilizan con éxito y la han incluido a su propia “caja de herramientas pedagógicas”. Una herramienta que, al decir de docentes, estudiantes y familias, orienta y retroalimenta, permite que los criterios que guían las evaluaciones sean públicos, compartidos, específicos y claros.
Impacta especialmente en este libro la increíble destreza con la que la autora, a lo largo de toda su extensión, ha articulado fuentes diversas, actualizadas, pertinentes, confiables y ricas: libros, artículos, informes técnicos, proyectos y propuestas, acuerdos y convenios, entrevistas formales y testimonios espontáneos, frases “célebres”; productos todos de las mentes de individuos y organizaciones residentes en diferentes lugares del mundo unidas por la intención de encontrar los caminos que nos lleven a mejorar la educación. Cada una de estas fuentes conduce a quienes quieran “saber aún más” a colecciones, revistas especializadas, instituciones, sitios y páginas Web, weblogs donde el intercambio, la reflexión y el debate “continúan”.
Agradezco a Herminia Azinian, la autora, la invitación a escribir este prólogo y confieso que me siento sumamente emocionada y orgullosa porque me ha dado el privilegio de ser una de sus primeras lectoras. El libro queda a partir de ahora en las manos y las mentes de muchos otros que habrán de disfrutarlo y podrán decir -como sólo es posible decirlo de pocos libros- que estamos ante una obra actualizada, rigurosa y, por sobre todas las cosas, sumamente útil.
Gracias, Herminia.
Marta Libedinsky
Ciudad de Buenos Aires, 2008

También le puede interesar

Caja de herramientas para la educación emocional


Mansione, Zac, Temelini (orgs.)
$ 830,00

Actividades escolares con TIC


Marta Libedinsky y otros
$ 550,00

Centro de recursos didácticos, El


Hebe Solves
$ 550,00

Resolución de problemas matemáticos


Herminia Azinian
$ 545,00

NE 243 La escuela como futuro / Geografía para el Siglo XXI / TIC y educación / TIC


Kliksberg, Krichesky y otros
$ 129,00

Ciencias Sociales. Líneas de acción didáctica


Borsotti, Ramos y otros
$ 815,00

Consultas

Destacados

Cuotas sin interés