Enseñar ciencia: niveles de complejidad y organización de las capacidades

La adecuada secuenciación y enseñanza de procedimientos desde el primer ciclo, que se van profundizando según el nivel de desarrollo de los niños y las niñas, permitirá avanzar hacia capacidades más complejas.

Enseñanza de procedimientos
Conocé más sobre los últimos lanzamientos de la Biblioteca Didáctica > Más información

¿Cómo organizamos las capacidades? Coll (1987) establece las capacidades que los y las niños/as deben ir adquiriendo a lo largo de la educación básica, agrupadas en cinco tipos.

a) Cognitivas o intelectuales.
b) Motrices.
c) De equilibrio personal.
d) De relación interpersonal.
e) De inserción social.

A partir de esta categorización, Nieda y Macedo (1997) sugieren pensar los objetivos del aprendizaje.

Es muy importante facilitar una aproximación mayor al conocimiento científico y enriquecer la visión del mundo. +info

Las ciencias deben propiciar el desarrollo de:

• el pensamiento lógico,
• la ampliación o cambio de las representaciones sobre ciertos fenómenos.
• el desarrollo progresivo de estructuras conceptuales más complejas que las que se usan en la vida cotidiana, que permitan la asimilación del conocimiento
científico,
• la comprensión de algunas teorías y conceptos científicos asociados a problemas actuales de interés social sometidos a debate, donde estén implicados valores de utilidad práctica inmediata que sirvan para entender mejor la realidad cotidiana,
• la aplicación de estrategias cognitivas y técnicas para la resolución de problemas científicos, distinguiéndolas de las que más comúnmente se usan al abordar problemas cotidianos,
• la comprensión y puesta en práctica de actitudes propias del quehacer científico que son útiles para el avance personal, las relaciones interpersonales y la inserción social,
• la valoración de la contribución de la ciencia a la mejora de la vida de las personas, reconociendo sus aportaciones y limitaciones como empresa humana, cuyas ideas están continuamente evolucionando y se encuentran sometidas a todo tipo de presiones sociales.

Se debe decidir la organización y secuenciación del currículo de ciencias en la educación básica sobre la base del desarrollo de capacidades. +info

Como conclusión de lo explicado hasta el momento, surgen una serie de "ideas-eje" que funcionarían como orientadoras a la hora de planificar el año.

PRIMER CICLO
(6 a 8 años)

• La observación cualitativa y cuantitativa que va a permitir la descripción, la comparación, la búsqueda de regularidades, la clasificación o la identificación.
• El establecimiento de relaciones de tipo cualitativo relacionando sólo dos variables.
• La aplicación en forma directa de los fenómenos aprendidos en la interpretación de los fenómenos.
• La aplicación de los conocimientos tecnológicos en situaciones inmediatas y concretas.
• La utilización de aparatos de observación y medidas elementales, tales como la lupa, la cinta métrica, el cronómetro, la probeta o el termómetro (de lectura directa, con valores máximos y mínimos claramente identificables).
• La aplicación de estrategias personales en la resolución de problemas, planteando problemas en los que se establezcan relaciones sencillas entre dos variables.
• La resolución de situaciones donde se distingan causas de efectos.
• La expresión y la comprensión de los mensajes científicos más descriptivos, poco argumentativos, potenciando la recogida de datos, su representación e interpretación mediante la utilización de dibujos y esquemas.
• La elaboración de sencillos informes escritos relatando experiencias de laboratorio.
• La adquisición de normas que guíen las relaciones en la clase, así como las de seguridad en los trabajos de campo y laboratorio, intentando que se valore esta normativa, no como una imposición arbitraria, sino como una manera de facilitar el ambiente de convivencia y de evitar accidentes.
• El reconocimiento y la valoración de las aportaciones de la ciencia, a través de una reflexión sobre el papel de ésta y de la tecnología en la sociedad actual y su repercusión en el aumento de la calidad de vida.
• La valoración de la incidencia de un medio ambiente sano en la vida de las personas y la detección de algunas prácticas que tienen incidencia negativa en su ambiente o que no colaboran para su defensa.

SEGUNDO CICLO
(9 a 11 años)

• Desarrollen la capacidad de comprensión de los conceptos básicos de la ciencia que les permiten comenzar a abordar relaciones que no son directamente observables, leyes donde existen relaciones con más de dos variables.
• Desarrollen la capacidad de aplicar estrategias personales en la resolución de situaciones problemáticas.
• Profundicen en la emisión de hipótesis, en los diseños experimentales y en la comparación de leyes, modelos y teorías, señalando algunas similitudes
y diferencias.
• Aborden los problemas de investigación propuestos, con un cierto grado de independencia de la familiaridad de la situación y de la ayuda exterior, siendo capaces de buscar por su cuenta los datos necesarios.
• Se inicien en la predicción de consecuencias que se derivan de una ley, y elaboren informes con mayor grado de orden, claridad y rigor de los que se pedían en el primer ciclo, mejorando la capacidad de expresar mensajes científicos utilizando un lenguaje adecuado.
• Desarrollen actitudes, valores y normas, aumentando en este ciclo la importancia de aquellas que colaboren en una mayor inserción social y aumenten la capacidad de elaborar criterios personales sobre problemas científicos y un aumento de la capacidad crítica.
• Puedan comenzar a organizar sus propias normas de funcionamiento en un grupo de trabajo y desarrollar una mayor actitud crítica ante su trabajo personal y el de sus compañeros y compañeras de grupo.
• Desarrollen la capacidad crítica, analizando algunas actitudes sociales que no colaboran al desarrollo de la salud comunitaria, aportando, razonadamente, algunas causas personales, sociales y económicas que las explican, que elaboren algunas alternativas y diseñen maneras de difundirlas.

EDUCACIÓN SECUNDARIA BÁSICA
(12 a 14 años)

• Emitan hipótesis, diseñen experiencias y comparen leyes, modelos y teorías señalando similitudes y diferencias.
• Analicen y comprendan modelos de interpretación de la realidad más abstractos.
• Profundicen la capacidad de comprensión de los conceptos básicos de la ciencia, abordando relaciones que no son directamente observables, utilizando
varias variables.
• Avancen en el desarrollo de la capacidad de aplicar estrategias personales en la resolución de situaciones problemáticas.
• Aborden los problemas de investigación en forma autónoma.
• Realicen predicciones y elaboren informes con claridad y rigor, utilizando el lenguaje científico.
• Desarrollen la capacidad de elaborar criterios personales sobre problemas científicos y aumenten la capacidad crítica.
• Organicen sus propias normas de funcionamiento en un grupo de trabajo y desarrollen una actitud crítica ante su trabajo personal y el de sus compañeros y compañeras de grupo, acostumbrándose a utilizar argumentaciones en su discurso y estando abiertos a comprender las de los demás, tomando actitudes flexibles y no dogmáticas, ya que con la discusión y la argumentación se puede facilitar el cambio conceptual en el conocimiento.
• Aumenten el nivel de auto exigencia superando las cuestiones puramente afectivas para entrar en análisis más científicos.
• Desarrollen la capacidad crítica analizando algunas actitudes sociales que no colaboran al desarrollo de la salud comunitaria, aportando, razonadamente,
algunas causas personales, sociales y económicas.
• Adquieran la capacidad de realizar una valoración más ajustada de la
ciencia, al considerarla como una actividad humana en continua construcción,
que tiene limitaciones y que está sometida a presiones extra
científicas.

Podemos utilizar la metodología y las estrategias que más se adecuen al grupo de niños y niñas con el que trabajamos, pero, siempre, debemos ser conscientes de lo que ocurre en el aula.

Qué vamos a hacer, para qué y cómo lo vamos a hacer. +info

Más allá de que los lectores tomen en mayor o menor medida las sugerencias que aquí se presentan, insistimos en la necesidad de no perder de vista la instancia de planificación según los niveles de complejidad que requiera cada estudiante.

Fuente: Extraído del libro "Algo más que locos experiementos en la escuela". > Más información
Autora: Nancy Fernández (Ver perfil)


También le puede interesar

Ciencias Naturales. Líneas de acción didáctica


Insaurralde, Galperin y otros
$ 605,00

Algo más que locos experimentos en la escuela


Nancy Fernández
$ 625,00

Ciencias naturales y aprendizaje significativo


Silvia Veglia
$ 540,00

Construir un lugar para las ciencias naturales en el primer ciclo


Grinschpun, Gómez Ríos
$ 430,00

Huertas infantiles y escolares


Miriam Kaufman
$ 370,00