Alfabetización y construcción del vínculo pedagógico

Las escuelas en contexto rural se constituyen en un sitio de gran relevancia social para la mayoría de las personas que habitan ese espacio. Testimonios e ideas para reflexionar acerca de la trama de relaciones vitales en la escolaridad.

Entrevista a Graciela Frigerio
Nuevo libro coordinado por la Prof. Carina Rattero > ESCUELAS EN CONTEXTO RURAL (Más información)

El recorrido por distintas instituciones abre la posibilidad de mirar las situaciones de enseñanza, a la vez que nos habilita a narrar aspectos del vínculo pedagógico que se entreteje entre docentes y estudiantes en secciones múltiples. Entendemos por sección múltiple al modo de organización escolar, en la cual los docentes “agrupan a niños y niñas que se encuentran en grados diferentes de su escolarización. Lo múltiple en ese caso no es el grado, sino la sección” (Terigi; 2008, p. 18). Si bien la estructura graduada en secciones múltiples comporta el mismo sentido en otros territorios, posee diferentes denominaciones de acuerdo a su localización geográfica, por ejemplo, en Uruguay, México y en algunas regiones europeas se las llama aulas de plurigrado o multigrado (Ezpeleta, 1997; Terigi, 2008; Santos Casañas, 2011; Díaz, 2012).

Nosotros en la escuela no tenemos Cablevisión, ni TV Digital, pero en su casa sí están al día, tienen radio, se enteran de las noticias de las localidades más cercanas, por eso nosotros tratamos de que las conversaciones diarias sean en base a las vivencias de ellos. (Gabriela, directora) +info

En todos los casos, estamos frente a instituciones educativas que conservan un número reducido de docentes, pues en su mayoría cuentan con matrícula escasa, situación que se ha acentuado en estos últimos años en gran parte de la provincia de Entre Ríos y en otras de nuestro país; por el contrario, en el caso de aulas graduadas urbanas, observamos secciones únicas con un marcado incremento de la matrícula escolar, que se origina principalmente en la migración de la población rural a las zonas periurbanas.

Al indagar las situaciones de enseñanza se pueden advertir múltiples aspectos –esencialmente, la cultura escolar, las condiciones de trabajo docente, las estrategias que anidan por su permanencia histórica, los saberes que prevalecen3 y el rol que asume cada uno de los actores– como las líneas instauradas por la política estatal vigente. De esta manera, se avistan situaciones posibles de garantizar otros modos de vida y condiciones educativas particulares para los estudiantes.

Les gusta mucho investigar, quieren intervenir, tocar, mirar… Los padres colaboran, se preocupan por la educación de sus hijos (Patricia, docente) +info

Entendemos que “Un relato es siempre una apertura de sentidos, es una invitación, un texto que puede ser construido e interpretado de muchas maneras” (Greco, 2011, p. 40). A continuación, entonces, incluimos algunos relatos que grafican ciertas tensiones y efectos que alojan las trayectorias educativas de los estudiantes situados en el contexto rural, pues dejan ver aristas de las prácticas en secciones múltiples y, al mismo tiempo, nos ubican dentro de un campo de relaciones de profunda complejidad.

Las conversaciones mantenidas con las maestras revelan que las condiciones vitales de las familias campesinas se han modificado en los últimos años; la cultura de los pobladores evidencia cierta alteración, una situación que trae aparejada otra mirada acerca de la realidad social. La escuela también ha soportado estos embates, lo que demandó a las docentes que pudieran amoldarse a tales transformaciones.

Con los de 1er. grado utilizo un método tradicional y gráficos; uso fotocopias, no puedo hacerlos escribir, dialogamos, hablamos sobre el juego de los animales. Los niños son muy callados y hace falta que se los escuche (Sandra, docente) +info

Atendiendo las explicaciones vertidas por las maestras, convenimos en que nos encontramos ante una nueva ruralidad, notoria por la transformación de los paisajes rurales, las dinámicas laborales, los efectos en las relaciones familia-escuela y los desafíos cotidianos que asumen las docentes, implicándose de igual modo los pobladores locales.

Una nueva ruralidad. Alteraciones en la escuela rural

Desde hace unos años, algunos trabajos del campo sociológico y de la economía rural plantean la aparición de una nueva ruralidad. Tales indagaciones cuestionan la mirada tradicional de lo rural, dando cuenta de un enfoque dicotómico que muestra al ámbito urbano como sitio de progreso y de gran densidad poblacional, frente al territorio rural, un espacio desvalorizado, relativamente aislado y con rasgos culturales homogéneos. Las características geográficas de nuestro país –como las de los territorios nacionales contiguos– cambiaron con tal ímpetu que permiten pensar otras formas de habitar la ruralidad:

(...) donde coexisten empresas de alta complejidad tecnológica, empresas que forman parte de “grupos económicos” extra-agrarios transnacionalizados, empresas del agroturismo, con mundos rurales heterogéneos, con campesinos, productores medios y trabajadores rurales segmentados por los procesos de mecanización, grupos étnicos y nuevos desocupados (Giarraca, 2001, pp. 11 y 12).

Estas transformaciones o mutaciones observadas en el mundo social que circunda al campo y los cambios de producción agraria sostenidos por actores económicos generan en el campo sociológico una nueva configuración social, denominada “nueva ruralidad”.

Al mismo tiempo, la irrupción de determinados fenómenos vinculados con diferentes modelos productivos y dinámicas organizativas, múltiples usos del espacio rural, migraciones contrapuestas, distintas escalas de producción y disímiles actores, entre otros aspectos, configuran la existencia de lugares de articulación de las estrategias familiares, que sobrevienen con otras formas de protestas, como también nuevos movimientos sociales, determinando en cierto modo un fenómeno de rururbanización (Giarraca, 2004, p. 22), asociada al crecimiento de la densidad poblacional en pueblos o zonas periféricas a las ciudades.

(...) Las variadas relaciones que acontecen en el territorio permiten advertir que no existe una ruralidad, sino que son múltiples; tal heterogeneidad del espacio rural depende de distintos criterios de análisis “físico-naturales (ecosistemas y recursos naturales), localización espacial, sistemas productivos y relaciones de mercado, recursos culturales y étnicos (valores y patrimonio histórico) y político-institucionales” (Llambi y Pérez, 2007, p. 55). Por lo expuesto, estamos ante diversas dinámicas que renuevan la interpretación de la ruralidad y permiten intuir las alteraciones visibles que aquejan a la escuela en contexto rural, a la vez que también hacen vislumbrar las causas del despoblamiento.

Continúa...

Escribe la autora: María Rosa Wetzel
Fuente: Escuelas en contexto rural. Carina Rattero (coordinadora). > Más información


También le puede interesar

Formación en alternancia de jóvenes rurales


Yudi Monge Naveros
$ 560,00

Prácticas profesionalizantes en la educación técnica


Juan Rojas
$ 540,00

Autoridad y transmisión: niños y jóvenes en la mira


Greco, Kaufmann y otros
$ 485,00

Escuela inquieta, La


Greco, Zerbino y otros
$ 470,00

Formar personas competentes


Miguez, Nantes y otros
$ 615,00

Escuelas en contexto rural


Carina Rattero (coord.)
$ 460,00