Des-armando escuelas: ¿de qué se trata?

Un libro nacido del encuentro de voces que conversan sobre situaciones, sentidos y quehaceres intentando pensar en común sobre lo común. Incluye el prólogo del Prof. Jorge Larrosa y conversaciones con cualquiera...

Nuevo libro de GESTIÓN
Relanzamiento del libro DES-ARMANDO ESCUELAS. De Silvia Duschatzky y Elina Aguirre. > Más información

¿Desarmar y volver a armar como promesa de otra cosa?, ¿como proyecto de un “hombre nuevo”, de una nueva escuela? ¿Desarmar como condición ineludible de armados ideales? Digamos en principio que se trata de armados que no lo son del todo. Y sin embargo, son. De desarmes que no festejan el caos aunque se nutren de él.

Comencemos despejando aquello que no está en el espíritu del libro. No se trata de un imperativo que reza “desordenemos escuelas” para luego hacer una mejor. Lejos estamos de imaginar una forma acabada de escuela. Des-armando escuelas es el nombre que brota de una experiencia que desarma una imagen de pensamiento y en estado de “ignorancia” se aproxima a las cosas atenta a lo que puede ser.

¿Qué desarmamos? La idea de creer que pensamos cuando reconocemos, cuando categorizamos, cuando diagnosticamos o evaluamos. Que pensamos cuando promulgamos imágenes del buen entendimiento, cuando nos inundamos de jergas, citamos autores consagrados o ganamos discusiones.

JORGE LARROSA: "La escuela de la que aquí se habla, o desde la que aquí se habla, no es ya una idea, o un proyecto, o una promesa, sino que es más bien algo que sucede, o algo que nos pasa..." +info

Des-armando escuelas no pretende exponer un juego de palabras ni reivindicar los deshechos. Tampoco vender la ilusión de un comienzo ex nihilo que echa de un plumazo la historia. La historia para nosotros no es el pasado sino aquello que atravesado e interrogado nos empuja a conquistas actuales, abandonándola. Una historia que “lee” los núcleos vitales de lo vivido, trazando nuevas formas de expresión.

Este libro intenta compartir con los lectores, con un mundo de eventuales interlocutores, la experiencia de un grupo de trabajo que no acaba su armado y no obstante continúa juntándose para bucear juntos en el medio de problemas.

Des-armando imágenes para dibujar preguntas, des-armando seguridades para abrir experimentaciones, des-armando anécdotas para hallar signos de pensamiento. Des-armando identidades para armar cuerpos colectivos. Des-armando juicios para formular interrogantes.

No es un ideal, no es una propuesta innovadora, mucho menos una consigna.

JORGE LARROSA: ..."una escuela sentida, conversada, pensada; una escuela que no se sabe sino que se crea a cada instante..." +info

Y el des-armado fluye en las conversaciones… con cualquiera. ¿Cualquiera es cualquier cosa?, ¿es “me da igual”?, ¿cualquiera es lo que sea?

Cualquier cosa puede suceder... cosas hechas de distintas cosas, cosas duraderas, pasajeras, dolorosas, alegres, cosas que nos encienden el alma y nos iluminan la mirada, que nos duelen y nos duermen, cosas livianas y densas, cosas que nos despiertan y nos hacen bailar, que nos acercan a más cosas… que nos hacen ser otras cosas, que nos encuentran y nos expanden, que nos disuelven y nos consisten.

Cualquiera no es la celebración de una planicie sin volúmenes, ni relieves, ni afecciones diferenciadas. Cualquiera es la política de sustraerse de la perspectiva del Uno –el mejor, el peor, el más sabio, el más viejo, el más joven, el más escuchado, el más visto, el único… el más solo de toda soledad–. Cualquiera acecha al narcisismo, esa enfermedad que se resiste a morir definitivamente.

Conversaciones con cualquiera no está exento de valoraciones, pero sí de premisas de valor. Nos interesa cualquier cosa que tenga la fuerza de animar preguntas, cualquier cosa que active encuentros, cualquier problema mientras problematice. Cualquier motivo que motive, cualquier excusa que nos saque de la mismidad. Cualquiera es el modo de una inversión: ya no sujeto sino acciones; ya no iluminaciones sino claroscuros que dejan ver; ya no finalidades sino apuestas; ya no objetivos sino consecuencias, sentires, ideas. No importa quién, no importa la meta, no importan las correspondencias entre principios y realidades: importan los devenires, importan los problemas.

Cuando la experiencia de habitar el universo de cualquiera vuelve palpable el encuentro, la existencia se aliviana y el tiempo se abre en su indeterminación. Y más allá de palabras rimbombantes, cuyo riesgo nunca se conjura del todo, lo que importa destacar es que lo que brota cuando cualquiera deja de ser un término y se transforma en un sentir –sentir como cualquiera– es la liberación de una imaginación colectiva.

VOCES: “No puedo pensar en la escuela, solo puedo pensar en mi escuela”. Te recomendamos este libro para desarmar problemas. +info

Cualquiera es el nombre de la igualdad. La igualdad que lejos de abrazar discursos utópicos se manifiesta en la existencia misma. Lo que nos iguala es la condición inconclusa y abierta de ser en el tiempo. Cualquiera es el rostro de una confianza (alerta). La confianza en el proceso de conquistas de un poder diseminado, multiplicado, componible. La confianza –no ciega– de los posibles emancipatorios, minúsculos, cotidianos, contaminantes, efectivos.

Cualquier cosa, distintas cosas, inagotables…

Fuente: Extraido del libro "Des-armando escuelas" (Ver contenidos)
Autoras: Silvia Duschatzky y Elina Aguirre


También le puede interesar

Cómo concursar cargos directivos y de supervisión


Sandra Sánchez y Néstor Zorzoli
$ 625,00

Gestión educativa en acción


Laura Lewin
$ 475,00

Complejidad de la gestión escolar, La


Sverdlick, Austral y otros
$ 550,00

Didáctica de la gestión-conducción


Sandra Sánchez y Néstor Zorzoli
$ 625,00

Escuela secundaria y gestión directiva: preceptores y tutores como pareja pedagógica


Dora Niedzwiecki
$ 475,00

Des-armando escuelas


Duschatzky, Aguirre
$ 540,00