El Jardín Maternal, un lugar donde el enseñar y el aprender se hacer jugar

Se introduce a estos 4 volúmenes de libros con la frase del filósofo francés Gilles Deleuze: "No hay regla, no hay método, solo una larga preparación".

Un homenaje a Ruth Harf
Ya salió el tomo nº4: Enseñar y aprender en el Jardín Maternal. > Más información

El camino transitado se inició con la incomodidad que nos generaban los vacíos, los fragmentos sueltos, los desórdenes sin rumbo, la ausencia de horizontes claros en las prácticas de los jardines maternales. Ellas nos interpelaron a buscar formas y modos capaces de alojar nuevos sentidos para llenar los vacíos con nuevas construcciones, para otorgarle coherencia a los fragmentos sueltos y para redefinir rumbos de acuerdo a las necesidades de las infancias en tiempos de complejidad.

LIBROS DE LA COLECCIÓN 0A5. Conocé este nuevo enfoque didáctico para el Jardín Maternal. > Ver libro

En este recorrido, nos vimos inundadas de sentimientos y pensamientos que se entramaron y nos llevaron a prestar especial atención en:

  • El cambio y reconocimiento creciente que la sociedad está teniendo acerca de la función educativa del Jardín Maternal, alejándonos progresivamente de la guardería.
  • Las sombras que nos acechan, nos interpelan, los sinsabores de aquello que no nos gusta que pase en el Jardín Maternal: prácticas asépticas, emociones violentas, infancias abandonadas a su suerte.
  • Las pasiones puestas en juego en el enseñar, pasiones por hacer la tarea cada día mejor, pasión por crear, pasión por habilitar espacios que contengan, que abracen, que abriguen y que, a la vez, permitan volar.
  • Los infinitos modos de enseñar, de combinar juegos y jugares, de encontrar nuevas estrategias para pensar nuevas prácticas.…

Recuperando palabras de Graciela Montes y haciéndolas nuestras, en este proceso de escritura logramos encontrar la fisura en el tiempo para construir nuestro mundo: abrimos el tiempo, lo encontramos, buscamos nuevos sentidos a prácticas ya instaladas, fabricamos conjeturas, intentamos transformar algunas de nuestras verdades transitorias. Sin regla ni método prefijado, fuimos intentando transformar la linealidad del pensamiento moderno y la dualidad que este impuso, por uno estratégico que refleje la complejidad. Los ruidos, las fisuras, las ocasiones, los albergues de significado que calmaron las angustias momentáneas, nos animaron a quedar a la intemperie para gestar esto otro que estaba por venir.

Asumimos el desafío con algunas herramientas conceptuales ya construidas, sabiendo que otras las tendríamos que crear, con problematizaciones que nos legaron y otras que nos dimos cuenta de que estaban ahí, frente a nosotras, interpelándonos.

Tuvimos una convicción que orientó nuestro trabajo: enseñar a los bebés y niños pequeños es un acto amoroso que los aloja en el mundo. “Nos jugamos” y, con disposición aventurera, creamos un enfoque didáctico al que hemos denominado “enseñar-jugar-aprender en contextos grupales”, que presentamos en un apartado más adelante.

CONOCÉ A LAS AUTORAS. Mónica Kac, María Renee Candia y Diana Úrcola crearon esta serie. > Más información

Esta perspectiva, que pone énfasis en lo lúdico (Volumen 2), en lo grupal (Volumen 3) y en el ambiente (Volumen 1), nos permitió mirar la enseñanza desde otro ángulo y elaborar una inédita construcción metodológica (Volumen 4). De este modo, cada uno de los volúmenes de la serie representa uno de los cuatro ejes del enfoque didáctico. Si bien su tratamiento por separado constituye, de por sí, un aporte a la didáctica en el Jardín Maternal, la articulación de los cuatro lo potencia con creces.

Concluimos este apartado de presentación de la serie, El Jardín Maternal, un lugar donde el enseñar y el aprender se hacen jugar, invitando a que en su lectura se cuele la alegría. Porque como dice Alicia Fernández (2000), “La alegría no es algo ‘light’ que nos infantiliza, sino la fuerza que nos acerca a la potencia creativa, incisiva e indiscreta del niño y de la niña, que extraviamos en los vericuetos solemnes del éxito adulto”.

María Renée Candia, Mónica Kac y Diana Urcola

Un homenaje a Ruth Harf
PRÓLOGO A LA SERIE

Por Ruth Harf

Lo primero que uno hace al tener los cuatro volúmenes de la serie en las manos es leer cada uno de sus índices. Así fui descubriendo de qué se trataba cada uno de ellos, y la serie como totalidad. Quiero entonces compartirla con ustedes a través de mis primeras impresiones, mis prejuicios, mis descubrimientos y las sorpresas que me produjo.

Comienzo con el Volumen 1, El ambiente en el Jardín Maternal y leo: “Espacio multidimensional”, ¡ahá! Inmediatamente infiero: dimensión física, dimensión afectiva, dimensión corporal. ¡Pero no! Oh, sorpresa: hay otras maneras, otros modos de analizar el y los espacios. Algunos esperables: espacio temporal y espacio físico; otros que ya despiertan las ganas de saber de qué tratan: nido cultural y nido vincular, y algo que despierta aún más mi curiosidad: la construcción identitaria.

Y de allí saltamos a una concepción del ambiente relacionada directamente con la institución: y no el ambiente físico donde se desarrolla la actividad, sino que se pone el acento en aquello que, a la corta y a la larga, se convierte en el factor decisorio y decisivo a la hora de analizar toda institución y muy especialmente una institución educativa, y más aún, un Jardín Maternal. ¿A qué nos referimos? A ese ambiente que se construye entre personas: considerando roles, responsabilidades, vínculos, etcétera. Una vez que nos hemos introducido en ese espacio tan particular que es el Jardín Maternal, y luego de habernos acercado a la comprensión acerca de cómo se constituye, viene la siguiente pregunta: ¿y qué se hace allí que necesite una nueva mirada?

Y entonces el Volumen 2, El juego y el jugar en el Jardín Maternal, nos introduce en “la” actividad, ella es: el juego. Ustedes podrán ahora pensar que esto es una obviedad, pero no es así: nunca terminaremos de tener y construir nuevas miradas, opiniones y posturas que nos refieren a esta actividad. Es así que me acerco a esta segunda parte de la serie con interés y viendo qué me provoca su lectura. Lo que llama la atención siendo, como es, que el libro hace referencia específica al Jardín Maternal con sus “tiernas criaturas” (¡bebés!), es que en este volumen se une al juego con el aprender y el enseñar: ¡tamaña herejía! Todavía existen muchas personas que consideran que en esta etapa la alimentación, el dormir, etc., o sea las “actividades de crianza” suelen y deben ocupar casi todo el tiempo de los niños en el Jardín Maternal, mientras que se deja la idea del aprender y el enseñar para cuando sean “más grandecitos”.

Pero las sorpresas no terminan allí: seguimos adelante y “tropezamos” con el Volumen 3, dedicado a analizar cómo se pone de manifiesto el grupo y lo grupal en el Jardín Maternal: esta es una parte de la serie realmente novedosa, ya que nuevamente intenta romper con estereotipos muy instalados: “los niños en el Maternal están en una etapa egocéntrica y por ello no son capaces de comprender y actuar grupalmente”. ¡Pues no es así! Lo que muy a menudo hemos visto en la práctica, en este volumen se lo lleva al análisis y la reflexión: ¿cómo se pone de manifiesto lo grupal en el Jardín Maternal?

La cuarta parte de la serie, el Volumen 4, Enseñar y aprender en el Jardín Maternal, instala definitivamente los aspectos más didácticos en lo que hace a la organización de la actividad diaria y anual. Se constituye así en una verdadera herramienta para docentes y directivos de jardines maternales, centros de primera infancia, escuelas infantiles, entre otros. Es así que para algunos de nuestros colegas puede ser un primer acercamiento a la realidad de los maternales, dando pautas muy claras acerca del quehacer cotidiano; y para otros tantos se constituye en un instrumento sumamente valioso para fundamentar las prácticas que a menudo ya están realizando, así como también para reflexionar acerca de la validez de algunas de esas mismas prácticas que puede ser que se realicen por costumbre “porque siempre se hicieron así”.

Conociendo a Mónica, María Renée y Diana, busco dónde se hace referencia específica al arte y la creatividad: ¿no hay un capítulo específico? Nooo: es la trama que atraviesa y sostiene, es el hilo que une, es la nube que envuelve y la luz que ilumina cada volumen de esta serie. Esto significa que se me hace necesario retomar ideas nunca perdidas, ni olvidadas, ni perimidas: la creatividad no es crear algo de la nada, sino encontrar entre lo que ya está nuevas relaciones y combinaciones, para de este modo permitir y estimular la construcción y aparición de nuevas situaciones, pensamientos y conocimientos, a las que se suele denominar “creaciones”. Esto “nuevo” y “creativo” asume a menudo el formato de soluciones a problemas, soluciones que no se nos habían ocurrido antes e incluso problemas que no habían sido registrados previamente como tales. Es así que la creatividad y el acto creativo atraviesan y envuelven a cada uno de los distintos volúmenes de la serie: encuentran “problemas”, o más bien desafíos y retos donde no los había o no se los registraba como tales. Proponen modos alternativos y divergentes para analizar situaciones y buscan caminos quizás no recorridos suficientemente para abordarlos y, eventualmente, resolverlos.

No tengo más palabras para sugerir vigorosamente, para pedir imperiosamente: ¡lean este libro!, ¡aprópiense de él! Y agrego un deseo, una esperanza: que este libro los provoque, que estas ideas despierten las suyas, que las propuestas sean motores de discusión creativa, tanto individuales como grupales e institucionales. En fin: que este libro sirva para pensar y repensar nuestras prácticas profesionales.

Hay una frase que me viene a la cabeza, para cerrar este prólogo, anónima ella, pero al mismo tiempo de todos: “La creatividad no se hace, se vive; no se siembra, se cultiva; no es patrimonio de pocos, sino dominio de todos”.

Fuente: Este texto fue extraído del libro "El ambiente en el Jardín Maternal". (Ver contenidos)
Conocé la serie completa > Más información


También le puede interesar

Ambiente en el Jardín Maternal, El


Kac, Candia y Urcola
$ 545,00

Grupo y lo grupal en el Jardín Maternal, El


Kac, Candia y Urcola
$ 715,00

Jardín maternal o educación maternal?


Cottet, Fernández Battaglia y otros
$ 790,00

Educar en el jardín maternal


Laura Pitluk
$ 960,00

Juego y el jugar en el jardín maternal, El


Kac, Candia y Urcola
$ 545,00