Prácticas recomendadas para el aprendizaje y las evaluaciones virtuales

Los escenarios educativos se encuentran cada vez más mediados por tecnologías digitales que exigen replantear las concepciones preestablecidas e incorporar nuevas prácticas que propicien el aprendizaje.

Conocé más del libro: Aprendizaje y tecnologías
Conocé más sobre la autora de la obra, Carina Lion. > Biografía y obras

En este contexto, el estudiante necesita desarrollar habilidades para planificar, supervisar y a su vez evaluar su aprendizaje a lo largo de su trayecto escolar. Por esta causa, el aprendizaje autorregulado es una práctica frecuente que debe ser acompañada de la mejor manera posible.

El acto de enseñar concibe tareas como el diseño y la distribución de materiales, la propuesta de actividades y la evaluación del aprendizaje, las cuales no tienen por qué ser abandonadas ante la mediación de tecnologías digitales, sino que pueden ser orientadas a una mejor autorregulación del aprendizaje por parte del alumno.

En primer lugar, es importante diseñar textos educativos digitales más eficientes que puedan aprovechar las potencialidades de la tecnología informática y los dispositivos móviles para promover la utilización de estrategias cognitivas para el aprendizaje. Los textos digitales proveen la posibilidad de la interactividad, la incorporación de multimedia y otros recursos tecnológicos que pueden diseñarse como materiales destinados al aprendizaje autónomo.

Está comprobado que la lectura en pantalla consume más tiempo y requiere un mayor esfuerzo cognitivo. Cuando se lleva a cabo, ciertos procesos como la atención, la concentración y la memoria disminuyen. A su vez, en muchos casos los hipervínculos y la apertura de páginas en simultáneo potencian la atención dividida en vez de la sostenida, recomendada para un mejor aprendizaje. Por ello, resulta útil el diseño de los textos mediante un aprovechamiento eficaz de los recursos tecnológicos para que genere efectos positivos sobre la motivación y una relación activa con la información por parte del estudiante.

¡Mirá el índice de contenidos del libro! > Más información

Para ello, es necesario disponer distintos canales de comunicación y formas de interactividad para que los estudiantes puedan escoger libremente la opción más adecuada según sus intereses y estilos de aprendizaje. El control sobre los materiales y las formas de estudiar favorecen las prácticas autorregulatorias.

En cuanto a las herramientas de autoevaluación, es indispensable propiciar una participación activa del estudiante, estimular los procesos de supervisión y evaluación de las tareas e impulsar un compromiso por parte del alumno. Entre esas posibilidades, proveer respuestas a evaluaciones de opciones múltiples solo tiene la ventaja de la inmediatez, mientras que optar por la utilización de audio y video para una retroalimentación personalizada tiene un efecto más positivo. En ese sentido, un buen feedback debe:

  • Desarrollarse a través de medios digitales.
  • Adaptarse a las individualidades de los estudiantes.
  • Informar sobre su progreso.
  • Ofrecer información de verificación (si una respuesta es correcta) y de elaboración (una guía al estudiante hacia la respuesta correcta).
  • Aportar información sobre respuestas correctas, no solamente sobre las incorrectas.
  • Abordar interpretaciones erróneas, no tomarlas como una falta total de comprensión.
  • Proporcionar refuerzos a los estudiantes.
  • Relacionarse con las metas y objetivos del aprendizaje.

No obstante, un proceso riguroso de feedback puede, en ocasiones, generar un gran volumen de información. Ese problema se puede resolver mediante aplicaciones digitales que sirvan de herramientas de evaluación basadas en el análisis de datos complejos.

En síntesis, el uso de las nuevas tecnologías posibilita a los estudiantes llevar adelante procesos que incluyan estrategias de autorregulación del aprendizaje, siempre y cuando estos se den de la mano de buenas prácticas para realizarse de forma efectiva.

Basado en Aprendizaje y tecnologías, de Carina Lion (comp.).

Notas relacionadas:


También le puede interesar

Didácticas lúdicas con videojuegos educativos


Carina Lion y Verónica Perosi (comps.)
$ 900,00

Aprendizaje y tecnologías


Carina Lion (comp.)
$ 950,00

Potencialidades didácticas de la inteligencia artificial


Silvia Coicaud
$ 1000,00

TIC en la escuela primaria, Las


Libedinsky, Pérez y otros
$ 1120,00

TIC en la escuela secundaria, Las


Libedinsky, Pérez y otros
$ 1120,00