Al elegir la carrera ellos priorizan ganar plata y ellas la vocación

Cecilia M. Crouzel (especialista en Orientación Vocacional y autora Noveduc) fue convocada por Clarin.com para opinar sobre una investigación de la UBA con estudiantes del último año del secundario. El 63% de los varones decide por factores económicos contra el 37% de las mujeres. El diálogo con la familia sigue teniendo peso.

18 provincias por la educación para el medio rural

La encuesta de la UBA refleja lo que muchas veces les ocurre a los jóvenes porque, en el caso de los varones, en su subconsciente todavía se encuentra el mandato cultural de ser independientes y, en el futuro, el sostén de su propia familia. Por eso suelen tener en especial consideración ocupaciones que les aseguren autonomía financiera. Distinto es el caso de las mujeres que, en general, en nuestra cultura, no están tan preocupadas por estos temas ni sienten una presión social tan marcada. Además, por naturaleza, son más emocionales y se conectan mejor con lo que realmente les gusta o apasiona.

Sin embargo, tanto las chicas como los varones deberían tomar en cuenta ambos aspectos al momento de elegir su futuro profesional. Porque cuando se considera el éxito financiero como el objetivo más importante en la vida, se tiene menos probabilidades de aprovechar el potencial personal y la persona es más propensa a sufrir ansiedad y depresión. Además, si se focaliza exclusivamente en el dinero seguramente se privará de disfrutar su trabajo, que es la mejor garantía de éxito futuro.

Por el contrario, si una persona busca una profesión u ocupación que la motive internamente, que esté alineada con sus intereses, habilidades y estilo personal, en donde pueda expresar su ser, tendrá más posibilidades de ser reconocida por su dedicación y pasión, y de recibir una mejor remuneración por la labor bien realizada. Aunque la elección debe considerar también si el camino elegido cuenta con las alternativas laborales adecuadas para alcanzar el estándar o estilo de vida deseado, ya que la falta de toma de conciencia de este aspecto puede llevar a la desilusión, decepción o frustración.

Leer prólogo

Actualmente se puede observar un proceso de cambio que lleva a que las mujeres valoren cada vez más su autonomía y los varones se conecten mejor con lo que realmente les gusta. Un camino de integración entre ambos aspectos. Es tarea de los padres y educadores favorecer la reflexión acerca de ambos aspectos, recalcando que todo es más fácil cuando nos dedicamos a algo que nos interesa.

Otro aspecto también de gran importancia a tener en cuenta a la hora de elegir qué estudiar es que la carrera es una herramienta que no nos define como personas, es una preparación que nos va a permitir recorrer diferentes caminos dentro del área laboral elegida. Debemos tener presente que también podemos desplegar nuestra vocación poniendo en juego diferentes aspectos propios en los hobbies y actividades complementarias.

Fuente: Clarin.com
Periodista: Alfredo Dillon.


También le puede interesar

Descubriendo tu vocación


Cecilia M. Crouzel
$ 1050,00

Acompañando la elección vocacional de los hijos


Cecilia M. Crouzel
$ 720,00

Jóvenes, crisis y saberes


Alicia Cibeira y Mario Betteo Barberis (coord.)
$ 970,00

Desmotivación, insatisfacción y abandono de proyectos en los jóvenes


Claudia Messing
$ 1030,00