Del soporte del adulto al encuentro de los propios soportes

¿Cuáles son los caminos hacia el enderezamiento? Existen diferentes modos de pensar y analizar este proceso, por ello intentamos aquí un diálogo de propuestas teóricas que nos permiten ahondar en una perspectiva que mira al cuerpo en su dimensión psíquica y motriz.

Educación Maternal y cuerpo

El proceso de verticalización da cuenta de un recorrido que realiza cada infante humano por el camino que va desde el ser sostenido hasta la organización de una estructura tal que le permita enderezarse. Este sendero recorrido por el hombre en la historia de su evolución, es actualizado en muy poco tiempo por el infante humano.

A los fines del presente trabajo consideramos“proceso de verticalización” al desarrollo por el cual el bebé como miembro de la especie, parte de posturas sostenidas por el otro para adquirir progresivamente, el control cefálico, lo que le permite organizar sus estructuras de modo que la cabeza se encuentre ubicada en forma vertical sobre el eje vertebral establecido por las primeras vértebras cervicales (Colombatti y otros, 2009; Levin, 2002; Schojed Ortiz, 2010).

Verticalización: un proceso visto desde diferentes perspectivas teóricas

Lesage (2014) plantea que este proceso de verticalización no se da en forma de un enderezamiento masivo y unidireccional, sino que es un proceso que involucra la tridimensión y que pone en juego el equilibrio. El autor resalta la importancia del movimiento y la experiencia, como instancias previas y necesarias para la verticalización, lo que quiere decir que el proceso de adquirir la postura vertical no se da en forma lineal, sino que requiere de experiencias de movimiento y de soporte. Existen esquemas motores de complejidad creciente (nombrados como coordinaciones homólogas, homolaterales, y contralaterales, manejo del peso y movimiento de rechazo), que le permiten al bebé encontrar el equilibrio vertical que preserva su disponibilidad tónica y, en consecuencia, motriz. Estos esquemas se manifiestan y experimentan sobre todo en los movimientos de rodar por el suelo, reptar y gatear.

Para ubicar un momento de inicio de este proceso, podemos tomar la investigación de Colombatti y otros (2009) para quienes el control cefálico es el punto de partida, que le permite al niño comenzar a dominar el plano medio del espacio, a través del balconeo. Según su investigación, un paso siguiente es la sedestación, donde la columna cervical se mantiene recta permitiendo el sostén de la cabeza mientras que la columna dorso-lumbar mantiene una cifosis. Estos autores se preguntan acerca de dos puntos que consideran fundamentales: uno de ellos es qué implica desde lo motor y lo anátomo-fisiológico el hecho de desprenderse del piso para encontrar otro modo de relación con la gravedad y el otro, en relación con lo psicomotor, es sobre el tiempo que se requiere para ello, o sea las experiencias con el medio y las operaciones subjetivas que deben transcurrir en ese período.

Esto vuelve a instalar la pregunta por el rol de los adultos cuidadores y educadores y el modo de disponer, ofrecer el cuerpo para que los niños se apropien de sus experiencias.

Si bien estos dos puntos señalados son útiles para pensar en este proceso (que consideramos psicomotor), es posible pensar la verticalización como el proceso que permite alejarse del soporte del piso y de los brazos del otro, para encontrar otro modo de relación con la gravedad.

Se trataría entonces de un tiempo donde se entrelazan las condiciones del equipamiento (cómo está el sistema nervioso, el tono muscular, la direccionalidad de la mirada, la capacidad de dirigir la intención), la calidad de los intercambios y la experiencia vivida. Es en este sentido que buscaremos articular aquí aquello que permite una organización postural con relación a la gravedad y el valor de la experiencia, y el soporte ofrecido por un adulto significativo.


Fuente:
Extraído del libro Explorar el cuerpo en el Jardín Maternal
Autora: Graciela Tabak. Licenciada en Psicomotricidad y profesora de Expresión Corporal y de Artes en Danza. 
Foto: 123RF.
Más títulos sobre: Maternal | Expresión Corporal | Psicomotricidad


También le puede interesar

Educar en el jardín maternal


Laura Pitluk
$ 870,00

Planificar para el jardín maternal


Andersson, Pereyra y otros
$ 520,00

Desarrollo del cachorro humano, El


Filidoro, Bernztein y otros
$ 680,00

Explorar el cuerpo en el Jardín Maternal


Graciela Tabak
$ 625,00

Jardín maternal o educación maternal?


Cottet, Fernández Battaglia y otros
$ 725,00