CÓMO HACER DE LA CONVIVENCIA EN LA ESCUELA UN PROBLEMA EDUCATIVO

Cómo hacer de la convivencia en la escuela un problema educativo

Este trabajo se aproxima conceptual y metodológicamente a la convivencia en la escuela, enfatizando su calidad de objeto pedagógico. Invitamos a construir una definición operativa de conflicto y analizar relaciones entre convivencia, conflicto y violencia.

Convivencia escolar
Artículo de Tamara Rosenbluth en la Revista Novedades Educativas nº315. (Ver contenidos)

Hace ya más de una década surgía con apremio en el área educativa el problema de la convivencia en la escuela explícitamente enunciado. No se trataba de la sola inclusión de la palabra “convivencia” en la política pública educativa, porque aunque como palabra ha sido infinidad de veces utilizada en el campo educativo y en otros tantos, el uso en sí mismo no le otorga especificidad conceptual o problemática en términos educativos.

De lo que entonces se trataba era de una necesidad que mostraba claramente que los modos de estadía y vinculación de los sujetos en las instituciones educativas configuraban un campo de tensiones que merecía un abordaje pedagógico, que fuera capaz de incidir sobre aquellas dinámicas que no solo aplastaban la posibilidad de lazos sociales saludables, sino que interrumpían los circuitos de enseñanza y obstaculizaban los aprendizajes: en definitiva, atentaban contra las trayectorias educativas y contra las prácticas docentes.

Esta tarea metodológica, de especificar a este como un problema y a la vez como un problema educativo, obligó a la vez a desandar viejas ideas que ya mostraban su ineficacia instrumental para el análisis: la de mayor peso era aquella que entendía a la convivencia en la escuela como mera reproducción de la convivencia social. Esta idea desconocía que las agencias educativas tienen regulaciones normativo-institucionales propias y que la convivencia educativa admite abordajes específicamente pedagógicos y por ello diferenciados de otros, porque además de la intención de disolver dinámicas convivenciales obstaculizantes, se espera que estos abordajes habiliten nuevos sentidos con los cuales analizar las experiencias para transformar amorosamente los lazos entre las personas.

En este sentido preferimos claridad desde el inicio: la convivencia escolar no es convivencia social en menor escala, si se quiere, la convivencia escolar es un modo de convivencia social, vale decir que tiene la marca de lo social –amplio y/o restringido– pero también tiene legalidades, dinámicas, tensiones, abordajes y sujetos educativos (estudiantes, docentes, auxiliares escolares) que le son propias y que hacen necesario recrear y crear los instrumentos de análisis y reflexión que faciliten su abordaje. Por ello, entender la convivencia en la escuela como una diferencia de grado, y no de calidad, respecto a la convivencia social es desacertar en su lectura con miras a hacerla crítica, y por lo tanto perder eficacia para intervenir sobre ella.

No obstante, sabemos que hay dinámicas sociales que pugnan por expresarse en el escenario escolar sin ninguna clase de intermediación simbólica y/o pedagógica (y a veces lo logran…); sin embargo, lo que hace que podamos especificarlas educativamente es la hipótesis de que esas dinámicas admiten abordajes pedagógicos por ocurrir en el marco de una comunidad educativa. Esa hipótesis de trabajo vertebra las operaciones con las que nos proponemos incidir para producir transformación educativa, y por añadidura, social. Reconducir por carriles pedagógicos, lo social desbocado, es parte del desafío. (continúa...)

Autora: Tamara Rosenbluth. Licenciada en Psicología.
Fuente: Artículo completo en la Revista Novedades Educativas 315. "Gestión educativa y micropolítica escolar". Adquirí tu ejemplar acá.

Otras temáticas: Juego - Música - TIC - Salud Mental


También le puede interesar

Competencias sociales y convivencia


Mónica Coronado
$ 1700,00

Escuela tiene sentido, La


Fernando Onetto
$ 1380,00

De la violencia a la convivencia


Brandoni, Carlini y otros
$ 1280,00

Bullying y criminalización de la infancia


Ana Campelo
$ 1420,00

Hablemos de violencia. Problemas sociales que atraviesan las escuelas


Andrea Kaplan y Yanina Berezán (comps.)
$ 1260,00

Climas educativos y pronósticos de violencia


Fernando Onetto
$ 1330,00