Aprender a programar desde chicos

Te contamos de qué se trata esta interfaz novedosa para utilizar en el aula de informática, que permite desarrollar el pensamiento creativo y el razonamiento lógico. Pero, ¿la programación es la mejor forma de introducir el concepto de aulas digitales?

Las TIC en la escuela Primaria
Fragmento de texto extraído de la Revista Novedades Educativas nº322. (Ver contenidos)

Scratch es un lenguaje de programación visual desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) para enseñar a programar a niños y adolescentes mediante un sistema de bloques, sin necesidad de escribir órdenes.

Es una forma versátil, divertida y gratuita de crear historias, juegos y animaciones. También puede ser utilizado por adultos sin conocimientos previos. Consiste en una poderosa herramienta para crear animaciones que puede ayudar a los docentes a explicar temas diversos, por ejemplo, el ciclo del agua. Sumergirse en este lenguaje para los más jóvenes significa desarrollar el pensamiento creativo y el razonamiento lógico.

El programa se basa en un sistema de bloques que hay que arrastrar hasta una solapa para crear la animación. Estos son los comandos para que un objeto determinado (aparece un gato por defecto, pero se pueden importar otros objetos que ofrece una biblioteca del programa, descargar imágenes propias de la computadora o dibujarlos uno mismo en Scratch) cumpla con una seguidilla de órdenes; los bloques mencionados se encastran como las piezas de Lego. También se pueden agregar diálogos y sonido a los objetos. Bajo la pestaña "Programas" se listan todos los bloques de instrucciones disponibles en las siguientes categorías: Movimiento, Apariencia, Sonido, Lápiz, Datos, Eventos, Control, Sensores, Operadores y Más Bloques. Cada objeto cuenta con varios disfraces, que son distintas formas que tiene de representarse en la pantalla para diferentes instancias, y se reproduce en un área de dos dimensiones (ejes x-y) llamada escena, en la cual desarrollará sus acciones.

Scratch se puede utilizar con conexión a internet, o descargando el programa en la computadora. Se recomienda emplear la versión online que es la más actualizada, además allí existe una comunidad en la que se puede compartir el proyecto que uno realizó o descargar los proyectos de los demás.

La interfaz utiliza secuencias lógicas que se aprenden de modo muy intuitivo, no es necesario dominar todo el programa para trabajar con él. Resulta interesante que los niños se familiaricen con un entorno que los desafía continuamente a resolver problemas y a probar diferentes caminos para llegar a un objetivo.

Este artículo nos permite preguntarnos: ¿es fundamental incluir la programación como un contenido curricular para sumar a la inclusión digital? A diferencia de esta propuesta, la profesora Cristina Velazquez (miembro colaborador de la Fundación Evolución) explica cómo realizar actividades que no se relacionan estríctamente con la utilización de lenguajes de programación: "El proyecto educativo digital de la escuela se modifica significativamente cuando se comienza a trabajar en proyectos colaborativos interinstitucionales y se seleccionan las mejores herramientas tecnológicas para el desarrollo de cada uno de ellos". En un reciente libro sobre TIC, la autora narra la experiencia del Instituto Tomás Devoto, que inicia hace ya más de veinte años su historia digital y, en definitiva, converge a la idea de que la función de la Informática es mejorar la calidad educativa.


También le puede interesar

Senderos didácticos con TIC


de Angelis, Rodrigues
$ 660,00

Estrategias pedagógicas con TIC


Cristina Velázquez
$ 870,00

TIC en la escuela primaria, Las


Libedinsky, Pérez y otros
$ 695,00

Hiperconectados. Guía para la educación de nativos digitales


Balaguer, Canoura
$ 545,00

Videojuegos en aulas ludificadas


Graciela Esnaola Horacek (comp.)
$ 425,00

Actividades escolares con TIC


Marta Libedinsky y otros
$ 525,00