Docente de sala y computadoras: ¿qué obstaculiza su integración?

Docente de sala y computadoras: ¿qué obstaculiza su integración?

Una mirada construida desde su formación (78)


$ 425,00


Partiendo del lugar del docente de sala, buscando un camino que le posibilite pensar en qué instancias podría la computadora servirle como un recurso para usar en el aula, se propone una apropiación creativa por parte del docente mediante un cambio de paradigma que le habilitará el ejercicio de un rol protagónico, enriqueciendo la intervención del maestro con sus alumnos.
Permite volver a pensar los ejes que el maestro focaliza cuando el fin último es el aprendizaje y los instrumentos que el docente reconoce como propios, de modo de ver cómo la inclusión de la computadora podría asimilarse más naturalmente a ellos.
A lo largo del texto, se muestra un recorrido que desarrolla cada uno de estos aspectos y expone detalladamente experiencias que se han llevado a cabo poniendo en práctica el encuadre propuesto. Se invita a pensar en otro modo de incorporar la computadora al aula, donde no intervenga como asignatura, sino cuando la situación de aprendizaje lo demande.

Introducción
Capítulo 1
Análisis del rol docente en el contexto tecnológico actual
Capítulo 2
Reposicionamiento del docente de sala y del de informática
¿Dónde ubicar a la computadora cuando el aprendizaje ocupa el primer plano?
Capítulo 3
El encuadre: los elementos necesarios para el desarrollo
de la propuesta
Capítulo 4
La ficha de observación y los diferentes espacios de evaluación
Capítulo 5
Implementaciones prácticas
Apéndice
Plan anual de actividades con recursos informáticos


Gabriel E. Bajarlía

Posee una formación de base en sistemas, psicología social e ingeniería electrónica, y se ha ocupado desde sus comienzos en la integración de las nuevas tecnologías a los distintos espacios de aplicación. Su tarea docente y de investigación permanente en este sentido ha transcurrido en campos que no sólo incluyen los ámbitos educativos, sino diferentes ramas del área profesional (derecho, ciencias económicas y medicina, entre otros), comercial (áreas de producción y administrativas), las artes plásticas y la música. Fue coordinador del área de informática en jardines de infantes y escuelas primarias, así como asesor en centrales pedagógicas y centros de capacitación docente. Se desempeña como docente, supervisor y consultor en el uso y la implementación de recursos informáticos en una amplia variedad de entornos.

Ver más

Primavera Bajarlía

Profesora en educación preescolar e infantil, psicomotricista en salud y educación con formación en intervención temprana del desarrollo infantil. Se desempeñó en el área de la formación docente tanto en el nivel inicial, como en el profesorado y la universidad. Fue co-coordinadora del área de informática en el nivel inicial, acompañando la tarea del docente de sala. Realizó capacitaciones a docentes, tanto en instituciones públicas como privadas. Es coordinadora de docentes Integradores, tanto de nivel inicial como de nivel primario y medio.

Ver más

Lejos de ser un libro de Informática, este texto parte del lugar del docente de sala, buscándole un camino que le posibilite pensar en qué instancias podría la computadora servirle como un recurso para usar en el aula, desde el mismo plano en el que elige, naturalmente, sus otros recursos cotidianos.
Si la computadora no ha podido llegar aún a naturalizarse como un recurso propio del docente dentro del aula, quedando situada generalmente como una asignatura especial, un espacio más, o sólo como proveedora de materiales impresos para la sala, es necesario revisar qué la lleva a ocupar ese lugar.
Teniendo en cuenta que interroga la experiencia de aprendizaje no sólo con las modalidades vivenciales en tanto abordaje desde el hacer corporal, sino ofreciendo la inclusión de una forma de aprender que se ha ido incorporando a la vida cotidiana, la escuela necesita tomarla del mismo modo, para que pueda también constituirse como instrumento de apropiación del conocimiento dentro del dispositivo educativo formal.
Pensar en una apropiación creativa por parte del docente (adaptándose a la modalidad de cada uno), cuando éste planifica una actividad o cuando un emergente en la clase lo requiere, obliga a un cambio de paradigma que le permita ejercer un rol protagónico, enriqueciendo la intervención del maestro con sus alumnos. Y sin la necesidad del acompañamiento de un docente de informática durante esas intervenciones.
Esto significa volver a pensar desde el principio cuál es el cuerpo teórico que puede sostener esta mirada, cuáles son los ejes que el maestro focaliza cuando el fin último es el aprendizaje (más allá del recurso que utilice para llevar a cabo la clase) y cuáles son los instrumentos que el docente reconoce como propios, de modo de ver cómo la inclusión de la computadora podría asimilarse más naturalmente a ellos.
Y, en este sentido, este libro muestra todo un recorrido que no sólo desarrolla cada uno de estos aspectos, sino que expone experiencias concretas que se han llevado a cabo a lo largo de años, poniendo en práctica el encuadre propuesto. Para ello, primero es necesario mostrar cuál es el posicionamiento de las nuevas tecnologías en el contexto actual, situando no sólo la realidad del docente, sino la de los niños, la de su entorno familiar y la de la población en general. Luego se expondrán los elementos que, extraídos del campo curricular de la formación docente, pueden dar cuenta del lugar desde donde se puede construir este enfoque. A continuación, se explica cómo se puede constituir un encuadre que pueda dar sentido y sostén a esta mirada, detallándose luego los instrumentos que podrán permitirle al docente protagonizar su propuesta. Por último se expondrán, con el mayor nivel de detalle, experiencias llevadas a cabo en las aulas, de modo que se pueda pensar en qué instancias la computadora puede intervenir más naturalmente en el desarrollo de la clase.
Escrita en un lenguaje propio del maestro de sala, esta obra intenta ser un punto de partida para pensar en otro modo de hacer ingresar la computadora al aula, en donde, como todo recurso, no será utilizada en forma forzosa, ni sometida a días ni horarios fijos, sino porque la situación de aprendizaje lo demande.
Poner al aprendizaje en un lugar central implica, en el caso que nos ocupa, renunciar al “narcisismo tecnológico” para empezar a pensar en una mirada diferente, focalizada exclusivamente en la educación. La computadora tiene características para aportar, pero hay que pensar cómo y cuándo, para que su intervención resulte enriquecedora.

También le puede interesar

Abordaje de las Ciencias Sociales puesto en juego, El


Kac, Brugnoni y Gaitán
$ 540,00

Algo más que locos experimentos en la escuela


Nancy Fernández
$ 625,00

Actividades de ciencias sociales y lengua us@ndo Internet


Bajarlía, Spiegel
$ 430,00

Alfabetización inicial


Borzone, Goldberg y otros
$ 390,00

Actividades de ciencias sociales y lengua us@ndo Internet


Bajarlía, Spiegel
$ 430,00

Consultas

Destacados

Cuotas sin interés