Infancias públicas. No hay derecho

Infancias públicas. No hay derecho



$ 425,00


La pregunta con respecto a la tolerancia de aquellas situaciones que podríamos calificar como infanticidio se nos hace presente una y otra vez. La interpelación con respecto a la implacable asociación minoridad – delincuencia y la impronta de las nominaciones encuentra sus antecedentes en la historia y se actualiza en el presente en una repetición incansable y fatal, presentándose en muchas ocasiones al modo de lo siniestro.
Indagar en la historia nos permite desmitificar diversas ideas arraigadas como prejuicio y sentencia: las transformaciones respecto del sentimiento de infancia; la familia "oficial" y las formas familiares; el complejo tutelar; las instituciones en el antiguo régimen; las nodrizas en el mundo moderno las instituciones de menores. En nuestro tiempo, ¿la defensa de los derechos del niño es una utopía?
Escuchar a los niños no es tarea fácil. Lo que tienen para decir nos interpela. Escucharlos es el primer paso a seguir si es que algo deseamos hacer en conjunto con ellos y no exclusivamente, para ellos. Darles la palabra a los niños a fin de habilitar espacios de intercambio y diálogo con ellos hace estallar las instituciones. Darle lugar a la palabra de los niños nos compromete.
Esta obra da cuenta de un recorrido e incluye las reflexiones que se fueron presentando en el camino, las dudas y los interrogantes que el análisis de la cuestión ha promovido, y algunas conclusiones que no hacen más que abrir nuevas vías de investigación, pretendiendo des-cubrir un sistema organizado expresamente como "laberíntico". Las barreras a derribar son múltiples.
Será factible que ingrese alguna luz ante tanto silenciamiento y ocultamiento que la propia estructura del Estado ha propiciado, si realmente se desea darle otro lugar -y un lugar Otro- a las nuevas generaciones de tantos niños que hoy, pareciera no encuentran -sabiamente en muchos casos- mejor lugar para vivir que la calle. Es la paradoja que representa la ilusión de libertad que detentan, el desamparo que esconden al representar la otra cara de una misma moneda: la infancia moderna.

Prólogo de Leandro de Lajonquiere
Primera Parte
Capítulo I
Formas familiares e infancia
La infancia. La familia. Lo social
Conservar a los hijos vs. el desplazamiento de la crianza
Capítulo II
El ataque a las nodrizas, los domésticos, las brujas
Un nuevo sentimiento de infancia vs. la mortífera industria de la crianza
La escuela: pivote de las transformaciones en la infancia y la familia moderna
Capítulo III
El registro del tiempo cronológico y sus transformaciones en ciclos de vida
Lo público y lo privado
Cuestiones de Familia: una cuestión de Estado
El torno: un símbolo del honor familiar
Capítulo IV
La familia en la sociedad colonial hispanoamericana
Declinación de la esclavitud en Brasil ¿Aumento del abandono de niños?
De niños y familias en tiempos de emancipación de la colonia española. Del poder eclesiástico al poder judicial
Capítulo V
La protección de las buenas costumbres
La nueva forma de educación: la escuela
Familia y familias. Niños y menores: cara y ceca de la infancia moderna
Un nuevo concepto: Patologías de la infancia
De la infancia clasificada a la infancia adjetivada
Algunas reflexiones
Segunda Parte
Capítulo VI
Des-cubrimiento de un laberinto: las instituciones de minoridad
Algunas preguntas al sinsentido (aparente)
Respuestas sin sentido Preguntas sin respuesta
Los nombres de las instituciones: Casa de Expósitos. Orfanatos.
El Torno. Reformatorios. Asilos de reforma. Hogares Internados.
Reformatorios (otra vez). Hogares. Programas
El “callejón” de los custodios, preceptores, cuidadores, tíos, mamis
El “callejón” de lo innecesario... lleva a lo inexorable
Capítulo VII
Los montajes institucionales edificadores del laberinto
Laberinto o circuitos de intercambios legitimadores institucionales
Acceso directo al laberinto. La inscripción legal de los “sin padres” (N.N.)
“Los sucios del hogar A”
“¡¡¡Se amotinaron los bebés!!!”
La historia oficial se escribe en “legajos”. Una demanda extraoficial: “me regalan esa foto mía?”
Otra nominación “La minorancia”
Juegos peligrosos; juegos al fin
Capítulo VIII
La inscripción simbólica de un nacimiento mediante el ritual de sepelio
Historia pública. Secreto privado
Capítulo IX
Protección al menor... Protección del menor... ¿Error de escritura?
Chicos de la calle... Chicos en situación de calle... Protegerse... de ser protegido...
Capítulo X
De la configuración de un linaje
Menores - niños - ¿infancias...?

Mecedes S. Minnicelli

Psicoanalista. Licenciada en Psicología. Doctora en Psicología (UNR). Directora de la Carrera de Especialización de Posgrado en “Infancia e Institución(es)”. Profesora adjunta a cargo de residencias en Psicología Jurídica (Facultad de Psicología, UNMDP). Directora del Proyecto de Redes Interuniversitarias “Infancia, Educación, Derechos de niños, niñas y adolescentes. Psicoanálisis y Ciencias Sociales I (2007) y II (2008) de la PPUA-SPU”, Ministerio Nacional de Educación, Ciencias y Tecnología, Argentina.
Autora de numerosas publicaciones nacionales e internacionales entre ellas del libro Infancias públicas. No hay derecho (noveduc libros, 2004). Compiladora y co-autora de Infancia e Institución(es) y de Infancia, legalidad y juego en la trama del lenguaje (ambos editados por noveduc libros, 2008).

Ver más

Siguiendo el texto freudiano, aquello que nominamos “lazos sociales” refiere a “lazos libidinales o múltiples ligazones de identificación” (Freíd, S., 1921), que habilitan la inscripción del infantil sujeto en el universo simbólico, filiándolo a un linaje, a una tradición, haciendo factible su comunicación e inscripción como sujeto de su cultura, sujeto del lenguaje.
Una pregunta que trabajaremos es la siguiente: en tiempos de infancia, en tiempos de constitución subjetiva, ¿qué efectos se producen cuando el universo simbólico es vehiculizado al niño por un sistema ajena al cual propiamente familiar; cuando un infante ingresa al propia y particular universo lingüístico del discurso de minoridad?
Cuando interviene un tribunal de menores se inicia una “causa judicial”, donde contrastarán las sucesivas intervenciones de diversos agentes, fijando los “antecedentes” en un legajo o expediente. En ese acto jurídico – administrativo, el niño es ingresado al Sistema de Minoridad. Considerando esta acción como un acto de afiliación, lo será, a su vez, a sus prácticas, valores, consensos, significativamente similares a los que también pertenecen al léxico y códigos carcelarios, pudiendo producirse el pasaje de la afiliación a la filiación imaginaria al linaje de la minoridad, sellando una cadena genealógica fallida que se presenta como inexorable. [..]

También le puede interesar

Infancias y problemas sociales en un mundo que cambia


Minnicelli, Candia y otros
$ 425,00

Derechos del niño: prácticas sociales y educativas


Bokser, Cancela y otros
$ 390,00

Infancia, legalidad y juego en la trama del lenguaje


Coord. M.Minnicelli : Lajonquière, Calo y otros
$ 485,00

Instituciones educativas


Ardiles, Barsce y otros
$ 390,00

Infancia e institución(es)


Calvi, Minnicelli y otros
$ 470,00

Infancias en estado de excepción


Mecedes S. Minnicelli
$ 610,00

Consultas

Destacados

Diálogo abierto Noveduc Perfiles