Jugar de un modo lúdico

Jugar de un modo lúdico

El juego desde la perspectiva del jugador


$ 400,00


Lo ficticio, la construcción del escenario, el fluir desplegado del tiempo, los otros, son cuestiones que, desde la perspectiva del jugador, suelen tener mucha fuerza fuera del aula. Esta obra pone en valor dichas cuestiones constituyendo una propuesta de gran interés para los educadores. Sus autores conciben el juego como un bien imprescindible, desde sus aspectos culturales, sociológicos, relacionales y educativos. Debaten desde diferentes espacios sobre experiencias, a la vez que proponen secuencias de actividades lúdicas que configuran un conglomerado caracterizado por el compromiso corporal, la actuación en el marco de la regla y el sentimiento autotélico.

"El conjunto de argumentos y puntos de vista de los autores de Jugar de un modo lúdico y las precisiones de mis compañeros prologuistas, tienen todas ellas un sesgo autotélico y apuntan a una dirección: reivindicar una línea argumentativa en torno al juego, no mirarlo como un asunto adjunto a la noción psicológica del desarrollo, sino, más bien, como una configuración cultural. Me adhiero a los autores, construyamos una pedagogía emancipatoria que reivindique un modo lúdico para el por-venir."
Luis Felipe Brito Soto (México)

“Víctor Pavía parte de que el juego sólo es juego si es autotélico y de que lo realmente importante es el proceso que se produce, ese estar siempre de paso, en un permanente presente, donde sucede una catarsis guiada por lo que denomina la embriagadora sensación del juego inútil.”
Cecilio Castro González (España)


Prólogos
Tres reflexiones iniciales que son más que un prólogo

Entre el canto rodado y la rueda, Sergio Centurión
Una idea global en una aldea global, Cecilio Castro González
Un modo que nos involucre, Luis Felipe Brito Soto
Primera parte
Confidencias sobre el juego que aquí interesa
Capítulo 1
El juego que interesa, Víctor Pavía
Capítulo 2
El uso del lenguaje en el juego, Ivana Rivero
Capítulo 3
La construcción de una instancia de juego. Una pizca de S.A.L. en el universo lúdico, Leonardo Díaz
Capítulo 4
El juego cooperativo en la escuela, Carlos Velázquez Callado
Capítulo 5
Breve sinopsis de términos recurrentes, Daniel Devita
Segunda parte
Propuestas prácticas sobre el juego que aquí interesa. Recreación de textos
De teorías y de prácticas. El juego desde el punto de vista del jugador, Víctor Pavía
Epílogo
Algunas reflexiones finales que son más que un epílogo, Patricia Sarlé

Ivana Verónica Rivero

Profesora y licenciada en Educación Física, Especialista en Prácticas Redaccionales. Magíster en Educación y Universidad, y doctoranda en Educación. Docente del Departamento de Educación Física de la Facultad de Ciencias Humanas (Universidad Nacional de Río Cuarto). Becaria de CO NICET . Se dedica a la investigación del jugar (especialmente juegos motores) desde la perspectiva de los jugadores, para abrir la discusión sobre la didáctica del juego.

Ver más

Carlos Velázquez Callado

Diplomado en Magisterio por la Universidad de Valladolid y se desempeña en la actualidad como maestro de Educación Física en el CEIP “Miguel Hernández” de Laguna de Duero, Valladolid (España). Desde 1993 trabaja en el desarrollo de una cultura de paz desde propuestas motrices, proyecto que ha generado varias publicaciones en esta línea. Es coordinador del Colectivo de Docentes de Educación Física para la Paz y actualmente dirije el Instituto para el Estudio de la Cooperación en Educación Física.

Ver más

Luis Felipe Brito Soto

Egresado de la Escuela Nacional de Educación Física (1974). Se ha diplomado en “Diseño y Desarrollo Curriculares para la Educación Básica” (Universidad Pedagógica Nacional de México), en “Enseñanza superior” (Universidad de Chapingo) y en “Problemáticas en el campo de la formación docente” (Universidad Pedagógica Nacional de México). Se ha desempeñado profesionalmente en los niveles de preescolar, primaria, secundaria, media superior y superior.

Ver más

Patricia Sarlé

Doctora en Educación por la Universidad de Buenos Aires. Profesora de Educación Preescolar (IES "Sara Ch. de Eccleston"). Licenciada y Profesora en Ciencias de la Educación. Especialista y Magister en Didáctica, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires.
Docente del Departamento de Ciencias de la Educación (Facultad de Filosofía y Letras UBA) e Investigadora del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Educación (IICE).

Ver más

Victor Pavía

Profesor de Educación Física, por el Instituto del Profesorado en Educación Física de Córdoba, Licenciado en Actividad Física y Deportes por la Universidad de Flores y Magíster en Teorías y Políticas de la Recreación – orientación educación – por la Universidad Nacional del Comahue. Ha impartido cursos y conferencias en México en la Universidad Autónoma de Hidalgo; la UPN; el Centro de Investigaciones y Servicios Educativos (UNAM) y en Escuela Superior de Educación Física. En Cuba en la Universidad de La Habana; el Instituto Nacional del Turismo y el Centro de Estudios de la Cultura Cubana. En las universidades argentinas de Buenos Aires, Comahue, Córdoba, La Plata, Patagonia Austral, Río Cuarto y Flores. En el Colegio de Profesores de Chile; el Colegio de Profesores de Brasil; la Universidad Deusto, España y en el Festival Mundial de Juegos de Melbourne, Australia.

Ver más

“Ensayar nuevos modos de observación
de los juegos infantiles en los patios escolares,
mediando un cambio de actitud en el docente
que incorpore el punto de vista del jugador.”

Víctor Pavía

Siempre he creído que un rasgo central de los profesionales que utilizan al juego como recurso y estrategia didáctica -caso por ejemplo de los educadores físicos- tiene que ver con tres características; conocer, explicar y comprender lo que se hace, para qué y cómo se desarrolla dentro del campo.
Ser un profesional requiere, desde mi perspectiva, saber tomar decisiones y elegir los contenidos que han de trabajarse y saber cómo y de qué manera aplicarlos. En este sentido, en Jugar de un modo lúdico encuentro ideas para escribir de un modo lúdico y tangencialmente brindar elementos para abonar aquellas tres características que han de profesionalizar con mayor profundidad nuestras decisiones y, por tanto, ser menos arbitrarios en nuestra intervención y labor docente.
¿Por qué es necesario conocer, explicar y comprender nuestro trabajo?, ¿son rasgos que deben considerarse como pautas profesionales?, ¿a qué jugamos? Las respuestas, de carácter lábil, pueden confundir a muchos que, avasallados por el practicismo inmediatista y juegos trillados, se encandilan con la significación figurada -insinuadora de ambientes- del término juego, y dan un sentido indiscriminado a los “juegos” que hacen los adultos y, sin averiguación previa, los trasladan a los niños, “¡qué importa, si sólo están jugando…!”
Para consolidar el conocimiento de nuestra acción docente, y para acercarnos a contestar a los interrogantes arriba señalados, y temerariamente asumir un juego con sesgo autotélico, es preciso develar, junto con Pavía -coordinador de este trabajo-, que el “modo” de jugar es el punto focal para centrar nuestro interés, y guardar cierta distancia a la “forma” de los juegos -su estructura, la apariencia singular, su configuración general, el conjunto de sus formalidades-. El modo, siguiendo al autor, es esa forma personal que el jugador elige al jugar, decisión que encierra tanto una libertad [Niños (N): ¿Maestro hay que jugar a…?] como la sintonización con determinadas actitudes; en el modo, yace una disposición que conjuga lo cognitivo con lo social, y lo individual con lo colectivo. Y esto, ¿por qué debemos conocerlo?, ¿en qué radica la diferencia entre saberlo o no?, ¿por qué jugar de esa manera? La respuesta la anima Pavía cuando sentencia: preguntemos menos qué es el juego y más qué es jugar… qué hay que saber para invitar a jugar de un modo determinado [Maestro (M): ¡¡No vamos a jugar, primero tenemos que trabajar!!].M): ¡¡No vamos a jugar, primero tenemos que trabajar!!].
Me uno a los autores del presente texto para avanzar y jugar en la puntualización conceptual, para contribuir a la construcción del debate con la finalidad de hallar y aportar consistencias que nos permitan tener más argumentos para conocer nuestra labor y las posibilidades para vislumbrar el modo de jugar. Refrendo y hago interpretaciones y reinterpretaciones de algunos puntos de vista de los autores que tenemos entre las manos. Para organizar esta ruta, propongo tres escenarios: a) discurrir entre el saber eminentemente práctico y la posibilidad de indagar en esa práctica e interrogarla, al tiempo de señalar características generales y hallazgos en torno al conocimiento de lo lúdico; b) encontrar los puntos de vinculación entre ese saber hacer y las explicaciones teóricas, es decir, dar un poco cuenta de la oralidad en las prácticas; y c) como dice Pavía: que la escolarización del juego no acabe con la posibilidad de aprender a jugar de un modo lúdico, argumento al cual me adhiero y que apela, desde mi punto de vista, comprender lo que hacemos. Con Pavía al timonel, inicio.

Luis Felipe Brito Soto
Especialista de Educación Física. Subsecretaría de Educación Básica, México

También le puede interesar

Educación física cambia, La


Alicia Grasso (comp.)
$ 675,00

NE 240 El juego / Equipos interdisciplinarios / Ciudadanía / Formación docente / TIC


Lotito, Frá y otros
$ 195,00