Orientación, tutorías y acompañamiento en Educacion Superior

Orientación, tutorías y acompañamiento en Educacion Superior

Análisis de trayectorias estudiantiles. Los jóvenes ante sus encrucijadas


$ 540,00


Son muchos los déficits que se les adjudican a las recientes generaciones de estudiantes: escasa motivación, ausencia de compromiso, de capacidad de esfuerzo y hábitos de estudio; el efecto de arrastre de la siempre mentada debilidad de la educación básica y media. Las simplificaciones que se realizan de los complejos factores que inciden en las trayectorias estudiantiles convalidan esquemas inmunes a la autocrítica, a la innovación y obturan los espacios para pensar alternativas genuinas.
Se requiere un análisis profundo para plantear estrategias de orientación, acompañamiento y tutorías en el Nivel Superior. Este texto contribuye a romper los esquemas explicativos tradicionales, incorporando el análisis de las trayectorias estudiantiles con una mirada sobre el contexto en el cual se producen las condiciones de desarrollo juvenil, el sistema educativo y sus prácticas institucionales.

Prólogo.
Hilda Difabio de Anglat
Primera parte
Promesas, esperanzas y escenarios
Capítulo 1. La Educación Superior como horizonte y escenario educativo
A. Promesas, ofertas y alternativas
Mejor que prometer es realizar
Oferta educativa, mercado de títulos y vorágine informativa
Un sistema con senderos que se bifurcan
Muchos y ruidosos
B. Nuevos actores en un viejo escenario
Mutaciones y democratización de la educación superior
Apertura y escollos
Carreras, caminos y corredores
El ilustre desconocido: el estudiante
La inclusión y sus vericuetos
Capítulo 2. Jóvenes: entre promesas y futuros posibles
A. Quiénes y cómo son
Marejada juvenil
Juventud de juventudes
Un mundo cognitivamente distinto
Postergaciones, moratorias y premuras en el mundo de “nada a largo plazo”
B. La sociedad a examen
Entre sermones y desconfianzas
Compromisos líquidos, desesperanzas sólidas, transiciones
Precariedad: el inhóspito mundo del trabajo
Aprender a enseñar en el siglo XXI
Parálisis y bloqueos: filtros, materias y profesores “puente”
De lo que no se habla
a. Divismo, narcisismo y autoritarismo
b. La “insostenible ligereza de la pedagogía”
y la “resistencia a la tentación de erradicar la resistencia”
Segunda parte
Acompañamientos: la orientación y la tutoría a examen
Capítulo 3. Aspiraciones, tropiezos y trayectorias de los jóvenes en el Nivel Superior
A. Los que no llegan, fragilidades individuales e inequidades sociales
Disyuntivas y posibilidades de los más frágiles
Oportunidades calvas
Los que están solos y esperan
Exclusión y algo más
B. Los que se asoman o se quedan en el camino
La puerta giratoria
La mitad del vaso llena
Estar presentes, estar involucrados, estar esperanzados
Deserción y algo más
Trayectorias truncas y momentos críticos
Hospitalidad institucional
Sentirse parte: la integración social
Seguir participando
“Desgaste” del estudiante
Deserción y después… ¿qué?
C. Los que avanzan hacia la meta
El laborioso oficio de estudiante
Ritmos personales y tiempos institucionales; reinterpretando la demora
Etapas: se hace camino al andar
- Aspirantes
- Estudiantes de primer año
- Estudiantes intermedios y avanzados
- A punto de egresar, a un paso de finalizar
- Los “recién” graduados
Capítulo 4. Requerimientos de orientación: repensando dispositivos
A. Alinear la orientación
Hacia un análisis sistémico de las trayectorias estudiantiles
Acompañamiento, orientación y, como si esto fuera poco, tutorías
Algunas cuestiones “críticas” en torno a las tutorías
Hacer orientación: escuchar, investigar, armar redes y despejar caminos
Las nuevas pedagogías de Nivel Superior
La alfabetización académica
B. Abordajes de lo incierto
Ecología del estudiante
Entre necesidades y demandas
Requerimientos estudiantiles y acción tutorial
Lo que no debe hacerse
Enfoque y dispositivos de la orientación y la tutoría
C. Algunas perspectivas: aportes de la investigación a la orientación
Integración de miradas
El bienestar de los estudiantes
Motivación, metas y expectativas
Esperanzas: no hay un solo camino, no hay una única manera de caminar
Desorientaciones y desmotivaciones. ¿Serás lo que debas ser, sino no serás nada?
Hábitos y estrategias; cuando las “técnicas de estudio” no alcanzan
Creer y poder: autoeficacia, afrontamiento y manejo del estrés
Temores, ansiedades y preocupaciones
¿Por qué me va bien?, ¿por qué me va mal?: las atribuciones causales
Autorregulación

Mónica Coronado

Psicopedagoga, Licenciada y Profesora en Ciencias Psicopedagógicas; tiene un Postítulo en Investigación Educativa con Orientación Socio-Antropológica (UNC); es especialista en Docencia Universitaria (UNCuyo), candidata a Magíster en Docencia Universitaria (UTN) y doctoranda (UNCuyo). Tiene estudios de posgrado en Orientación Familiar, Desarrollo Cognitivo, Mediación Escolar, Formación Basada en Competencias (CIF-OIT) y otros.
Actualmente es profesora titular en la Universidad Nacional de Cuyo, responsable de apoyo pedagógico en el Instituto Tecnológico Universitario (ITU) y pro-titular en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (UCA). Ha publicado artículos en la revista Novedades Educativas sobre habilidades sociales, competencias docentes y relación familia-escuela. Su libro Competencias Sociales y Convivencia (2008, Noveduc) recibió el premio Mención al mejor libro de educación 2008 de la Fundación el Libro, en la 35ª Feria del Libro de Buenos Aires.

Ver más

María José Gómez Boulin

Licenciada y Profesora en Ciencias Psicopedagógicas (UCA), Especialista en Docencia Universitaria (UNCuyo) y candidata a Magíster en Docencia Universitaria (UTN). Tiene estudios de posgrado en Desarrollo Cognitivo, Mediación Escolar y Formación Basada en Competencias entre otros. Se desempeña como docente y orientadora vocacional en el nivel medio y universitario. Tiene a su cargo el Servicio de Apoyo Psicopedagógico en una facultad de la Universidad del Aconcagua. Ha sido coordinadora del Programa de Formación Técnico Profesional del Banco Interamericano de Desarrollo. Desarrolla actividades de clínica psicopedagógica especialmente con universitarios. Investigadora en temas vinculados al aprendizaje de estudiantes de nivel superior. Es capacitadora de docentes de niveles medio y superior.

Ver más

Prólogo
por Hilda Difabio de Anglat
________________________________________
El exhaustivo y riguroso estudio de las orientadoras Mónica Coronado y María José Gómez es una obra esperada por varias razones.
Combina dos virtudes en cálida armonía: una conceptualización desarrollada y profunda con un estilo diáfano, dinámico, de muy amena lectura. Desde un título plástico-sintético ?Muchos y ruidosos; Postergaciones, moratorias y premuras en el mundo de “nada a largo plazo”; Oportunidades calvas; Estar presentes, estar involucrados, estar esperanzados; Deserción y después… ¿qué??por citar sólo algunos, ya que todos generan una anticipación expectante), se despliega cada apartado en un enfoque a la vez concienzudo y ágil.
En el primer sentido, una vasta bibliografía sostiene el examen de temas articulados en un diálogo entre las autoras y los referentes teóricos, que ofrece un panorama pleno de matices y aspectos diversos; de allí, de necesaria consulta para quien desee emprender un estudio serio de las cuestiones. Asimismo, su transparencia lo hace también accesible al propio estudiante –por ejemplo, de carreras psicopedagógicas o docentes– para quien será un texto amigable y empático, que le irá mostrando con claridad meridiana que por él todo fue hecho.
La tesis que subtiende la obra es que se responsabiliza al alumno de los problemas del Nivel Superior –acceso, retención y promoción– por su escasa motivación, poca disposición al esfuerzo, tendencia a postergar las obligaciones académicas, insuficiente desarrollo de estrategias profundas de aprendizaje, entre otras razones. Si bien las autoras no subestiman la influencia de los factores personales en el desempeño/logro académico (los que, por otra parte, también deben ser objeto de la intervención pedagógica porque “su desarrollo no se encuentra terminado o cerrado”), van poniendo en evidencia que constreñir el análisis en forma exclusiva a los mismos, dejando de lado los aspectos contextuales (desde las políticas educativas al diseño curricular de la carrera, el clima institucional, la gestión académica, las prácticas pedagógico-didácticas del aula y un largo etcétera “ya que se mixturan en cada caso”, para cada estudiante, carrera e institución), equivale a simplificar la complejidad de los problemas; esta “privatización” de la responsabilidad –señalan– trae como contrapartida la obturación de espacios para buscar soluciones eficaces.
El libro nos va guiando, con gentileza y carteles claros en el camino, desde la problemática del acceso –la poca fluidez en la transición del Nivel Medio al Superior–, hasta las imprescindibles acciones de Orientación educativa que proponen, pasando por las representaciones de quienes no llegan (la educación superior no los convoca en tanto se piensa destinada a un otro), de aquellos jóvenes que no estudian ni trabajan (de sectores carenciados o los alumnos “crónicos” provenientes de sectores sociales medios y altos que “se estacionan” en el nivel), las características plurales del ingresante –el joven que tantas veces no conocemos–, la diversidad de las dificultades que pueden afectar a un alumno en el inicio e, incluso, en el curso avanzado de sus estudios y conducirlo al abandono, la complejidad de la experiencia educativa para quienes perseveran, los motivos frecuentes de las demoras en los estudiantes a punto de egresar, las dificultades para una inserción laboral satisfactoria a diversos planos de los recién egresados.
Pinta un cuadro vivo: el lector se irá representando sin dificultad alguna a la “marejada juvenil” que se describe, verá sus ilusiones y expectativas de progreso humano, sus dificultades (muchos en situación de escasez de recursos: económicos, de tiempo para el estudio, de capital cultural), su pluralidad (la significativa variación en las formas “de ser joven” en función de factores socio-culturales y económicos), sus inéditas configuraciones cognitivas y modos de relación con el otro y con la cultura (“el sonido de los celulares repicando en clase nos recuerda constantemente en qué mundo estamos enseñando”), su fragilidad (los retos en varios frentes que el mundo actual les plantea; sus inquietudes, tensiones, incertidumbres, preocupaciones y temores)…
La actitud que subtiende toda la obra es un arresto decidido de abordar sin dubitación los puntos comprometidos, las cuestiones de fondo que generan polémicas en la discusión de los problemas del Nivel Superior. El lector podrá disentir con algún planteo, pero valorará que tiene en sus manos un trabajo honesto y sincero por su razonabilidad, relevancia de los valores que lo sustentan (servicio, equidad y defensa de la igualdad de oportunidades, respeto por la diversidad y los derechos, inclusión educativa con calidad), que no esquiva los temas conflictivos; muy por el contrario, los mismos son el punto de partida para “pensar alternativas genuinas”. Entre otros, aborda: el carácter binario y fragmentado de la educación superior (universidades e institutos con muy escasa articulación entre ambos), las modalidades de admisión (ingreso irrestricto vs. restricto), las fisuras de la democratización del nivel respecto de las reales oportunidades educativas para los estudiantes que provienen de los sectores sociales más vulnerables, el ritmo lento de adaptación de las instituciones a los desafíos contemporáneos o directamente la resistencia al cambio de aquellas o de los docentes (“sobre el texto de la propuesta se construyen los pre-textos para no cambiar”), las actitudes perturbadoras de los profesores expulsivos o la añoranza de “los alumnos de antes” que desmotiva a otros. El libro, en consecuencia, nos invita a reflexionar al implicarnos en una exposición fértil, de interesantes aristas y distinciones profundas y sutiles.
Frente a las problemáticas del nivel, el núcleo de la obra en tanto propósito final al que se encaminan las secciones previas, es un entramado de respuestas integrales y sistémicas, fundadas en los aportes de la investigación y en la experiencia sostenida (de más de dos décadas) de las autoras en timonear la Orientación educativa formalizada en el Nivel Superior, cuya riqueza es imposible plasmar aquí. Proponen un enfoque de la Orientación educativa en contexto, como proceso sistémico y ecológico, afincado en una realidad educativa concreta e integrado al proceso pedagógico, con eje en el protagonista, el alumno en su circunstancia existencial, que por ello se centra en el análisis sistemático de las trayectorias estudiantiles para pensar las estrategias, procedimientos y dispositivos (las buenas prácticas, individuales y grupales) de acompañamiento, asesoramiento, asistencia, seguimiento, apoyo y fortalecimiento de dichas trayectorias en las distintas etapas de la carrera y también frente a diversas necesidades y requerimientos puntuales (de información sobre recursos disponibles, de reorientación, de toma de decisiones, de afrontamiento de situaciones problemáticas, etc.).
Desde un paradigma a la vez preventivo y de promoción del alumno, vértebra en la Orientación educativa, la orientación vocacional (especialmente, el acompañamiento de los aspirantes), de carrera (abordaje de problemáticas de estudio y aprendizaje, promoción de la autorregulación del aprendizaje, de la autonomía y de la cooperación entre pares, entre otros aspectos), personal (formulación y revisión de un proyecto de vida, promoción del bienestar del estudiante y de su integración social, acompañamiento en situaciones de crisis, etc.) y profesional (formulación de un proyecto ocupacional, estrategias para la búsqueda de empleo y de autoempleo, entre otros).
Si bien la propuesta hace foco en el área estudiantil, dado que es la que significa las demás, en su enfoque sistémico de la Orientación educativa abordan también pautas para la formación de los orientadores y para el trabajo con la cultura del profesor (sus concepciones sobre el conocimiento, el aprendizaje y la enseñanza; su rol en las pedagogías del aprender a aprender; su formación en servicio), con el personal de apoyo docente y con el área de gestión académica. En este sentido, se proveen sugerencias, ideas, acicates, para la elaboración de un proyecto de orientación que convoque a todos los actores y efectivamente integre las acciones en el contexto institucional.
Finalmente, la reflexión queda abierta porque la “interrogación debe ser constante y sistemática, del tiempo presente, de una población en transformación”, ya que lo que sabemos hoy “puede no tener relevancia mañana”. Como plantean las autoras a través del solvente desarrollo de las estrategias propuestas y de las que aquel nos invita a recrear, a los docentes y responsables de la gestión de las instituciones del Nivel Superior no nos queda más que inclinarnos (en sentido piagetiano) hacia los alumnos para “interpelarlos, escucharlos y construir en forma conjunta con ellos una imagen siempre provisoria de quienes son”, incentivarlos a través de expectativas elevadas pero realistas, compartir con ellos el entusiasmo por el aprendizaje (en su rico sentido de apasionamiento y deleite), cooperar con sus procesos, evaluar nuestro trabajo y responsabilizarnos de sus resultados, asumir decididamente nuestro propio perfeccionamiento. De fondo, como nos van mostrando a lo largo de la obra, la clave última para el éxito es bastante simple en su intención y un desafío en su concreción: el compromiso con el estudiante.
Verano en Mendoza, 2015.

También le puede interesar

NE 287 Educación Física / Vínculos familiares e institucionales


Coronado, Cerletti y otros
$ 115,00

NE 264 Alfabetización y educación ciudadana / La tutoría


Galaburri, Brusilovsky y otros
$ 195,00

NE 296 Diálogo entre familia y escuela / El aprendizaje como desafío


Lopez , Prieto Quezada y otros
$ 115,00

Revista Novedades Educativas 213 - Septiembre 08


Rivelis, Barreiro y otros
$ 115,00