Dinámicas para conocerse y vincularse: Descubriendo-nos

A través de las 80 cartas de Descubriendo-nos con fotografías que simbolizan distintas acciones o emociones y 40 dinámicas, Cecilia Crouzel plantea actividades lúdicas donde no hay ganadores ni perdedores, sino únicamente oportunidades de reflexión y aprendizaje.

Conocé más del libro: Descubriendo-nos
Conocé más sobre la autora del libro, Cecilia M. Crouzel. > Biografía y obras

Las dinámicas pueden implementarse en espacios de educación formal y no formal, como pueden ser:

  • La escuela;
  • tutorías individuales o grupales;
  • distintos cursos de formación;
  • otros espacios educativos;
  • encuentros de orientación vocacional;
  • encuentros empresariales;
  • reuniones de equipos deportivos;
  • grupos terapéuticos;
  • reuniones familiares y de amigos.

Se plantean propuestas para generar un ambiente lúdico que fomente el crecimiento y el aprendizaje, dentro de un clima distendido y cálido. Bajo dichas condiciones, se favorecen los procesos de aprendizaje y se promueve el desarrollo de la observación, la reflexión y la expresión personal.

¡Mirá el índice de contenidos del libro! > Más información

Algunas de las dinámicas disponibles en el libro-guía de Descubriendo-nos para aplicar en distintos espacios de encuentro, reflexión y diálogo son:

1. "Conociéndote"

Cantidad de jugadores. De dos a más de veinte participantes.

Objetivos. Se busca fomentar la comunicación interpersonal, profundizar el vínculo y el conocimiento de los demás. Además, se pretende habilitar espacios para la expresión personal y fomentar la cohesión grupal.

Dinámica. El educador coloca todas las tarjetas de Descubriendo-nos de manera bien visible e indica a los alumnos que se organicen en parejas. Luego invita a cada uno a elegir una carta que represente algo que quiere saber del compañero. Después de que cada uno de los miembros de la pareja se haya expresado, el educador invita a compartir cómo se sintieron cuando se interesaron por la otra persona y cómo se sintieron expresándose con su compañero.

2. "Lo digo con mímica"

Cantidad de jugadores. De cuatro a dieciséis participantes.

Objetivos. El juego permite mejorar la comunicación de manera divertida, favorecer la expresión corporal y manifestar sensaciones a través de la comunicación no verbal. A su vez, fomenta la cohesión grupal.

Dinámica. El educador coloca las tarjetas de Descubriendo-nos boca arriba para que todos las vean. Divide al grupo en dos equipos. Se elige a una persona, que será la primera protagonista, y un integrante del equipo contrario le indica en privado la tarjeta que tiene que actuar sin que el resto sepa cuál es. El protagonista se pone de pie enfrente del grupo y trata de expresar mediante mímica la imagen indicada por el contrincante, sin emitir palabras ni sonidos. Los miembros de su equipo deben adivinar, en un tiempo previamente acordado, cuál de las tarjetas que tienen a la vista es la que la persona está actuando. Luego se reinicia el juego con un integrante del segundo equipo y se repite el mismo procedimiento sumando un punto por acierto hasta que todos los alumnos hayan participado.

3. "Te admiramos"

Cantidad de jugadores. Sín límite.

Objetivos. Sirve para poner en evidencia las fortalezas personales de cada uno y el aporte realizado al grupo. Además, mejora la confianza personal y permite el reconocimiento interpersonal.

Dinámica. El educador coloca las tarjetas de Descubriendo-nos en un lugar visible. Según la cantidad de alumnos, se forman subgrupos. Se coloca cada subgrupo de alumnos en ronda y el educador nombra a una persona de cada uno de ellos, que saldrá de la ronda por unos minutos. Los demás elegirán una tarjeta que represente una fortaleza del compañero o algo que admiran de él. Luego cada compañero le muestra al alumno elegido su tarjeta seleccionada y le nombra su fortaleza o aquello que admira de él. Luego se realizará el mismo procedimiento con los demás estudiantes. Al finalizar, el docente puede invitar a reflexionar cómo se sintieron al reconocer sus fortalezas.

Las imágenes que incluye el juego fueron cuidadosamente seleccionadas para generar un espacio entre ellas y la palabra con el fin de abrir puertas para conectarse con uno mismo, conocer distintas perspectivas, manifestar sentimientos y desarrollar ideas. Pretenden establecer puentes con los demás y conocer al otro en su singularidad.

Basado en Descubriendo-nos, de Cecilia Montesano Rebón de Crouzel.

Notas relacionadas:


También le puede interesar

Descubriendo tu vocación


Cecilia M. Crouzel
$ 1320,00

Disparadores emocionales para la clínica


León Benasayag
$ 1050,00

Descubriendo-nos. Mazo de 80 cartas + Manual de actividades


Cecilia M. Crouzel
$ 1990,00

Caja de herramientas para la educación emocional


Mansione, Zac, Temelini (orgs.)
$ 1210,00

Acompañando la elección vocacional de los hijos


Cecilia M. Crouzel
$ 910,00