Problemas contemporáneos en filosofía de la educación

Problemas contemporáneos en filosofía de la educación

Un recorrido en 12 lecciones


$ 740,00


Este libro se propone introducir a sus lectores en el estudio de los problemas contemporáneos que aborda la Filosofía de la Educación. A lo largo de estas lecciones, se presentan distintos enfoques teóricos, problemáticas y conceptos, con la intención de poner en cuestión las prácticas y los discursos que se asumen como dados, subrayando el carácter histórico y situado del pensamiento. En el lugar de las certezas inconmovibles, se busca instalar la sospecha y la pregunta como principales motores de la reflexión. Los argumentos que fundamentan esta posición contribuyen a formarse una idea compleja del objeto de estudio de la Filosofía de la Educación.

Prólogo por Javier Freixas

Lección 1.
La pregunta inicial: ¿filosofía y/o educación?
La filosofía de la educación como “filosofía y educación”

Lección 2.
La filosofía de la educación como filosofía práctica: educación y subjetividad

Lección 3.
La educación como problema político: la tensión entre novedad y repetición; libertad y educación en el anarquismo

Lección 4.
Pensamiento y experiencia: el proyecto pedagógico-filosófico de John Dewey

Lección 5.
La Modernidad como proyecto educativo: la alianza modernidad/educación y su crisis

Lección 6.
Los dilemas filosóficos de la educación frente al genocidio

Lección 7.
Poder y saber: disciplinamiento y producción de subjetividad
La educación, lo político y la emancipación

Lección 9.
La globalización y la hospitalidad como problemas filosófico-educativos

Lección 10.
Los aportes de la filosofía de la liberación latinoamericana y el proyecto Modernidad/colonialidad

Lección 11.
Debates y problemáticas contemporáneas: Colonialidad y liberación

Lección 12.
Cultura e identidad: la interculturalidad en el espacio educativo

Inés Fernández Mouján

Doctora en Educación, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires. Profesora e Investigadora, Asociada Regular de la cátedra de Filosofía de la Educación de la Universidad Nacional de Río Negro. Algunos de tus trabajos publicados: Sujetos y experiencias. Viedma: Universidad Nacional de Río Negro. “El rastro fanoniano en la pedagogía de la liberación”. En De Oto Alejandro (comp.). Tiempos de homenajes/tiempos descoloniales: Frantz Fanon, América Latina, Buenos Aires: Del Signo, 2012; “En la educación: las marcas de la colonialidad y la liberación”. En Revista Sul-Americana de Filosofia e Educação, Brasilia, 2011.

Ver más

María Marta Quintana

Es profesora de Filosofía, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires, y doctoranda en la misma institución. Realizó su maestría en Sociología de la cultura y análisis cultural, Universidad Nacional de San Martín. Becaria del CONICET. Cuenta con publicaciones en revistas especializadas en humanidades y ciencias sociales, tanto nacionales como internacionales. Miembro de proyectos de investigación radicados en la Universidad de Buenos Aires y en la Universidad Nacional de Río Negro, sobre temáticas vinculadas con procesos de subjetivación ética y política desde perspectivas filosóficas, descoloniales y poscoloniales. Docente de Filosofía de la Educación en la Licenciatura en Educación Primaria, Universidad Nacional de Río Negro.

Ver más

Ana Carolina Dilling

Es profesora de Filosofía, egresada de la Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires. Participa como miembro en proyectos de investigación radicados en la Universidad de Buenos Aires sobre temáticas vinculadas con las ideas de Nación, subjetividad y globalización desde la óptica de las propuestas descoloniales y poscoloniales. Asimismo, es docente de Filosofía de la Educación en la Licenciatura en Educación, en el marco del Programa de Educación a Distancia de la Universidad Nacional de Río Negro.

Ver más

Gabriel Ramírez

Egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes Rogelio Yrurtia con el título de Maestro Nacional de Dibujo y de la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón con el título de Profesor Nacional de Pintura. Integrante del taller de restauración de Monumentos y Obras de Arte del Ministerio de Espacios Verdes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Trabaja como ilustrador y dibujante free lance para distintas agencias de publicidad y editoriales.

Ver más

Javier Freixas

Profesor de Filosofía (Universidad de Buenos Aires). Profesor Adjunto de Didáctica General (Universidad Nacional de Río Negro), de Didáctica de la Filosofía (UCES) Aprendizajes filosóficos.indd 6 10/04/2015 05:14:52 p.m. y Jefe de Trabajos Prácticos de Didáctica Especial de la Filosofía (UBA). Profesor de Filosofía en el Colegio Nacional de Buenos Aires y en la Escuela Superior de Comercio “Carlos Pellegrini”. Ex director del Proyecto “Filosofar con chicos” (UBA, Facultad de Filosofía y Letras, PRI). Ha sido coordinador de talleres sobre filosofía e infancia y capacitador docente en la Prov. de Buenos Aires. Miembro desde 2002 del proyecto UBACyT “Programa para el Mejoramiento de la Enseñanza de la Filosofía”. Autor de numerosos artículos en la especialidad.

Ver más

Las lecciones que aquí presentamos surgen del recorrido de lectura que como equipo docente interdisciplinar nos planteamos a la hora de enseñar Filosofía de la Educación. Nuestro interés es introducir a los maestros y maestras en formación en algunos problemas clave de esta disciplina, asumiendo la pregunta como motor que posibilita la reflexión, la sospecha y la desnaturalización de prácticas y discursos que se asumen como dados de una vez y para siempre.

Términos tales como pensamiento, experiencia, filosofía, educación, subjetividad, novedad, repetición, libertad, razón, verdad, historia, modernidad, memoria, saber, conocimiento, poder, disciplinamiento, globalización, colonialidad del poder, liberación, conocimientos otros, cultura, identidad e interculturalidad organizan las lecciones. Los autores que acompañan estos desarrollos se refieren a un conjunto de problemas que pueden comprenderse bajo el título “un ejercicio de sospecha hacia el legado moderno”. Los argumentos utilizados para fundamentar esta posición discuten y permiten que nos formemos una idea situada y compleja del objeto de estudio de la Filosofía de la Educación. Nuestra intención es poner en disputa la relación entre Filosofía y Educación, abriendo el campo de debate y no limitarnos a encontrar sus fundamentos. Entendemos que se trata de poner bajo sospecha los fundamentos de esta relación.

Estamos convencidas de que no existe un predominio normativo de una disciplina por sobre la otra; esto implica reconocer que ni la Filosofía ilumina a la Educación, ni esta es la práctica que nutre a las especulaciones y razones filosóficas. Pero si que, existe una articulación permanente de pensamiento y experiencia que se reinventa a cada momento. Pues, la Filosofía de la Educación es un campo de problemas que atañe a ambas disciplinas, siendo desde esa conjunción o entre-medio que se enriquece el intercambio, la producción de conocimiento y el diálogo fecundo entre el que enseña y el que aprende.

Plan de las lecciones

En primer lugar examinaremos algunas formulaciones acerca de qué se entiende por Filosofía de la Educación, esto es: ¿cuál es su especificidad?; ¿cuáles son sus preocupaciones y su alcance?; ¿qué lugar ocupa en la formación superior?; ¿qué problemas organizan el campo disciplinar? En base a estos interrogantes, proponemos trascender el posicionamiento que dicotomiza los conceptos de filosofía y educación, colocando al primero en el plano del pensamiento y al segundo en el de la experiencia. Asimismo, este primer eje aborda el problema de la producción de subjetividad y de la Filosofía de la Educación como praxis ético-política.

El segundo eje profundiza en la alianza Modernidad-educación y su crisis. En este marco se trabaja la crítica a la “razón instrumental” y a la “cultura de masas” desde la perspectiva de la Escuela de Frankfurt, reflexionando acerca de cómo en nombre del proyecto moderno, racional e ilustrado, también se han cometido genocidios.

El tercer eje hace foco en las relaciones entre saber, poder y disciplinamiento, con especial énfasis en el carácter productor de subjetividad de dicho vínculo. Se problematiza el concepto de igualdad y los desafíos al “orden explicador” en la educación. Se exploran, además, algunos debates desarrollados en el campo de la teoría social contemporánea, vinculados con la globalización y los desafíos que ésta supone para la interculturalidad y la hospitalidad en el espacio educativo y filosófico.

El cuarto eje aborda las denominadas formas otras de producción de conocimiento, consideradas clave para pensar y problematizar las tensiones existentes entre las prácticas coloniales de la modernidad occidental y la liberación. Profundizamos igualmente la pedagogía de la liberación freireana y las propuestas de la crítica descolonial latinoamericana en torno de los modos en que los sujetos, el conocimiento y la institución escolar están signados por lógicas manadas de la modernidad europea.

Finalmente, cabe mencionar que el trabajo fue coordinado por Inés Fernández Mouján, Doctora en Educación por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (FFyL/UBA), Profesora Asociada Regular de Filosofía de la Educación de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN); María Marta Quintana, Profesora de Filosofía egresada de la FFyL/UBA, Jefa de Trabajos Prácticos de Filosofía de la Educación de la UNRN, becaria doctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET); y Ana Carolina Dilling, Profesora de Filosofía egresada de la FFyL/UBA, Ayudante de Trabajos prácticos de Filosofía de la Educación de la UNRN.
Presentación del libro Problemas Contemporáneos en Filosofía de la Educación
Buenos Aires, 19 de diciembre de 2013
Palabras de Nicolás Arata, director de la colección

La colección Lecciones surgió de una inquietud: ofrecer a los alumnos y las alumnas que ingresan al magisterio un conjunto de manuales que los acompañen durante su paso por los institutos de formación docente. Al imaginamos el perfil de la colección, antepusimos un criterio práctico: cada libro presentaría, a través de 12 lecciones, un recorrido por los grandes temas y problemas de una disciplina o campo problemático. 12 son las clases con que cuenta una materia, en promedio, para desarrollar sus argumentos a lo largo de un cuatrimestre. Por otra parte, pretendíamos que cada texto conservara un resto de oralidad, como si al consultarlos pudiera experimentarse, por un momento, que nos encontrábamos asistiendo a una clase.

Hay, además, un interés de otro orden en la base de este proyecto editorial: el deseo de inscribir un puñado de textos en una tradición que cuenta con un valioso legado dentro del campo cultural: la literatura de divulgación pedagógica. En efecto, a lo largo del siglo XX numerosos docentes tomaron contacto con las ideas educativas contemporáneas a través de colecciones como Paidós Educador o la Biblioteca Pedagógica de la editorial Losada, que dirigió el español Lorenzo Luzuriaga durante su exilio argentino. La colección que hoy tiene la dicha de presentar su segundo volumen apuesta a volver a armar esa cita entre las ideas y los debates educativos contemporáneos y los intereses y las inquietudes de las y los educadores del siglo XXI.

La edición de libros-guía encierra algunos problemas pero también presenta numerosas ventajas. Sobre los primeros quisiera destacar dos. Por un lado, siempre se corre el riesgo de que, al ofrecer una presentación sumaria de las principales ideas de los autores y autoras que conforman un campo problemático, nuestros estudiantes se conformen con esas lecturas y no las trasciendan. Es el efecto “reseña”: ¿para que voy a leer el Facundo si acabo de entrever sus ideas principales en una excelente presentación de Oscar Terán? Ayer vi el programa de Piglia sobre Arlt: ¿Qué sentido tiene leer Los siete locos si ya conozco el final? Por el otro, los libros-guía, en su afán por elaborar una mirada panorámica sobre el estado de una disciplina, pueden contribuir a formar en sus lectores una imagen demasiado “estabilizada” de la misma. Otras tantas son las ventajas que ofrece este formato. Destaco aquella que, frente a la proliferación de un lenguaje academicista plagado de neologismos, se esfuerza por ofrecer un texto hospitalario con quienes se acercan por primera vez a las lecturas filosóficas, históricas, culturales; que ofrecen nuevos motivos a la pasión; que recogen los hilos de la tradición y los transmiten como legados conflictivos y no como verdades cerradas.

Escribir un libro implica pensarlo, encontrar su materia, sus temas. Lo primero que convocó mi atención durante la lectura de las 12 lecciones que presentan Inés Mouján, Ma. Marta Quintana y Ana Carolina Dilling es que el campo de la filosofía de la educación se parece a un complejo atlas formado por la superposición de numerosos mapas: el que organiza una cita en las esquinas de las calles Filosofía y Educación (un encuentro –nos dicen las autoras- en el que pueden identificarse articulaciones y tensiones de distinta naturaleza); el que se abisma en la cuestión del genocidio con el propósito de reconocer los desafíos que enfrentan los educadores cuando asumen la enseñanza de las grandes tragedias de la historia; el que se lanza por las rutas utópicas del pensamiento filosófico anarquista para imaginar otros mundos posibles; el que vuelve a recorrer los caminos bifurcados de la modernidad educativa en América Latina… Si –como señalaba Certeau- “los lectores son viajeros”, en este libro podrán encontrar 12 opciones de itinerarios que tematizan asuntos bien distintos, atravesados –eso sí- por preguntas que no alcanzan a estabilizarse en una respuesta, por horizontes compartidos y por problemáticas comunes.
La segunda cuestión me parece todavía más relevante: las preguntas que están en la base de estos textos intranquilizan, agitan la conciencia, demandan una cautelosa atención. Es un libro que inquieta porque interpreta al mundo asumiendo una posición político-pedagógica, que las autoras designan como “un ejercicio de sospecha”. Que la factura de este libro haya tenido lugar en el sur del país, que sus ideas hayan navegado por una red invisible que unió a Viedma con Bariloche y a Bariloche con Buenos Aires, le imprimió un tono descentrado a cada una de las lecciones. Las reflexiones que nos ofrecen las autoras no tienen como trasfondo el escenario de una gran ciudad, con sus ritmos alucinados y alienantes. Estas reflexiones se han ido tejiendo lejos de todo, en un espacio cultural que no es el Río de la Plata, y que tiene a la inmensidad patagónica como testigo. Creo que existe una secreta correspondencia entre los lugares y las palabras, entre las imágenes que evocan y los espacios que escogemos para pensar el mundo. La función de un escritor –afirmaba Hermann Broch- no consiste solamente en comprender su época. También debe oponérsele. Hay, en los escritos que nos ofrecen las autoras, una preocupación por reflexionar a contrapelo de la época, por gestar un pensamiento intransigente que lo último que pretende es devolvernos una imagen reconciliada del mundo. Y eso se agradece.

El último aspecto que quiero destacar esta en el nombre. Las autoras eligieron designar estas lecciones sobre filosofía de la educación, con el término “contemporáneas”. Hasta no hace mucho tiempo, lo contemporáneo era uno de los modos con el que las sociedades denominaban el presente más coyuntural, la instantaneidad, un tiempo desafectado del pasado y desprovisto de horizontes. Las autoras le dan un sentido diametralmente opuesto al término. En sintonía con la visión que propone Giorgio Agamben, el carácter contemporáneo de estos textos presenta un sentido doble. Por un lado, en el hecho de que “no coincide perfectamente con éste ni se adecua a sus pretensiones y es por ende, en ese sentido, inactual; pero, justamente por eso, a partir de ese alejamiento y ese anacronismo, es más capaz que los otros de percibir y aprehender su tiempo.” Por el otro, lo “contemporáneo” de estas lecciones reposa en “la capacidad de ponerlo en relación con los otros tiempos, leer en él de manera inédita la historia, "citarla" según una necesidad que no proviene en absoluto de su arbitrio, sino de una exigencia a la que él no puede dejar de responder.”

La colección Lecciones para la Formación Docente recibe su segundo número: bienvenido el libro y bienvenidas las autoras.

Nicolás Arata
Ciudad de México, 18 de diciembre de 2013.

También le puede interesar

Educación en la Argentina, La + CD Multimedia


Nicolás Arata y Marcelo Mariño
$ 1020,00

Aprendizajes filosóficos


Agratti, Langón y otros
$ 575,00

Elogio de Paulo Freire


Inés Fernández Mouján
$ 600,00

NE 263 Cuerpo, emoción y movimiento / Producir conocimiento didáctico / Formación Docente / TIC


Quintana, Cirio y otros
$ 129,00